Temas etiquetados como: ‘sector’

La producción de la Industria de Alimentación y Bebidas creció un 3,8% en 2014 hasta los 93.238 millones de euros, casi el doble que la industria manufacturera

12 mayo, 2015

20150512 Informe Económico 2014 (3)

El sector de Alimentación y Bebidas duplica su nivel de actividad en la última década y pasa del 13,7% al 22,5% de la industria manufacturera

  • Las exportaciones españolas de alimentos y bebidas alcanzaron los 24.018 millones de euros en 2014, un 5,9% más que en 2013.
  • Durante 2014 aumentó un 1,95% el número de afiliados a la Seguridad Social, muy por encima del crecimiento en las manufacturas.
  • El sector de alimentación animal, por su crecimiento en ventas, y el de bebidas refrescantes, por su aportación a la economía española, destacan positivamente.

El año 2014 representa el de la consolidación de la recuperación económica, un repunte que también ha tenido su reflejo en la industria de la alimentación y bebidas, que ha experimentado una evolución mucho más favorable en variables como la producción, el empleo y las exportaciones. Así, en términos reales, la producción del sector ha aumentado un 3,8% en 2014, lo que se traduce en 93.238 millones de euros, casi el doble de la cifra registrada por la industria manufacturera.
Así se expone en el Informe Económico anual de FIAB correspondiente a 2014, y que ha sido presentado hoy por el Director General de la Federación, Mauricio García de Quevedo, que ha estado acompañado por Joaquín Maudos, catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia, y Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar, patrocinador de este informe elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

En términos nominales, el sector ha experimentado un crecimiento del 1,94% con respecto a 2013. Por otro lado, en cuanto al valor añadido, la industria de alimentación y bebidas ha seguido ganando peso tanto en la industria como en la economía, y ha llegado casi a duplicar su nivel de actividad en los últimos trece años, pasando de representar el 13,7% de la industria manufacturera en el año 2000 al 22,5% en 2013.
Los tres indicadores de coyuntura del sector industrial (IPI, IEP, ICN) muestran una evolución de la industria de la alimentación y fabricación de bebidas en 2014 más satisfactoria que la de las manufacturas en su conjunto y permite reafirmar que estamos ante la continuación de la recuperación de la actividad en la industria de la alimentación y el inicio de la misma en la fabricación de bebidas.

Aumento de exportaciones

Uno de los pilares en los cuales se ha sostenido esta tendencia es el despunte de la actividad en el mercado exterior, cuya evolución se ha mantenido al alza en los últimos años, contribuyendo así a mejorar los resultados de la balanza comercial al registrarse un saldo positivo para el sector de alimentos y bebidas desde 2008”, explica Joaquín Maudos. A tenor de los datos del informe, las exportaciones españolas de alimentos y bebidas alcanzaron los 24.018 millones de euros en 2014, un 5,9% más que en 2013. Suponen, además, el 10% del total de exportaciones de bienes nacionales. Asimismo, durante el pasado año el 7,3% de las exportaciones del sector en el ámbito de la Unión Europea corresponden a España, situándose como la sexta economía exportadora europea.

En cuanto a la internacionalización del tejido empresarial de la industria española de alimentos y bebidas, desde 2010 el número de empresas exportadoras ha crecido a una tasa media anual del 5,3%, acumulando un incremento del 23,1% hasta el pasado año, momento en el que el sector contó con 12.401 empresas exportadoras, un 2,6% más que en 2013.

Evolución del empleo

El año 2014 ha supuesto también una recuperación en el ámbito del empleo. En lo que respecta al número de afiliados a la Seguridad Social, durante 2014 se registraron 378.824 afiliados, un crecimiento del 1,95% con respecto al pasado año. Con esta evolución favorable, la tasa de paro del sector de sitúa 3,2 puntos porcentuales por debajo del total de la economía.
La trayectoria del volumen de ocupados en el sector de la alimentación y bebidas ha sido más positiva que en la economía general y que en la industria manufacturera en particular. Así, en 2014 la creación de empleo en el sector ha experimentado un crecimiento de un 7,1%, lo que se traduce en un total de casi 480.000 personas en 2014, volviendo a niveles anteriores a la crisis.
Los datos confirman que la industria de la alimentación y bebidas ha resistido mejor los años de recesión que la economía en su conjunto, lo que pone de manifiesto la fortaleza de un sector que se mantiene como la primera fuerza industrial del país”, reconoce el Director General de FIAB.

Radiografía del sector

Según el informe presentado hoy, al inicio del pasado año la industria de la alimentación y bebidas contaba con 28.343 empresas activas, lo que supone el 16% del total de las empresas de la industria manufacturera. Por su parte, el número de empresas en la industria manufacturera ha caído un 3% respecto a 2013. En el sector de alimentación y bebidas se ha reducido en menor cuantía (1,5%).

La industria española de alimentación y bebidas presenta una estructura atomizada, puesto que el conjunto de pequeñas empresas representa el 70,4% del total. En opinión de Mauricio García de Quevedo, “esta situación se refleja en el peso de las compañías españolas del sector en comparación con las europeas; y es que siendo España la cuarta economía de la Unión Europea, no encontramos ninguna firma nacional en los primeros puestos de los rankings global y europeo. En este sentido, sí figuran entre las 25 primeras a nivel mundial tres británicas, dos francesas, una belga, una alemana y otra suiza; circunstancia que revela un hándicap importante ante la falta de competitividad real en el mercado global en el que nos encontramos”.

Tendencias de consumo

Según se extrae del informe económico, el 19,7% de la cesta de la compra de los españoles se destina a la adquisición de alimentos y bebidas, lo que representa un aumento del 3,7% respecto a 2013.

El consumo en el hogar de alimentos y bebidas realizado por las familias españolas el pasado año alcanzó un valor de 59.592 millones de euros, que se traduce en aproximadamente 27.168 millones de kg/litros/unidades adquiridos. En este sentido, según refleja el Informe Económico, el gasto per cápita en alimentación el pasado año alcanzó un valor de 1.283 euros, un 6% inferior al registrado en el mismo periodo de 2013.

Comparativa con Europa y financiación

Según recoge el informe, la industria española de alimentación y bebidas es la cuarta en volumen de ventas en el contexto europeo, facturando en 2013 un total de 104.121 millones de euros, un 1,6% más que en 2012, según Eurostat. Asimismo, la recuperación del sector durante el pasado año (3,8% de crecimiento en la producción real) está por encima del crecimiento que también ha experimentado la Eurozona (1,1%).

En cuanto a la financiación, el crédito destinado a sufragar la industria de alimentación y bebidas representó el pasado año el 17,1% del total destinado al sector industrial, y el 3% del conjunto de las actividades productivas. Por otro lado, según explica Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar Caja Rural, “la tasa de morosidad de la industria ha descendido desde 2013 hasta situarse en el 12,1% a finales del pasado año, un porcentaje que se sitúa por debajo de la industria (13,5%) y del total de las actividades productivas (19,5%)”.

Dos sectores en auge

Como se observa en el informe, destaca el sector de alimentación animal, que elevó las ventas netas hasta los 8.905 millones de euros, lo que le permite representar el 9,7% del total de la industria y situarse como el tercer sector dentro de la misma, sólo por detrás de la industria cárnica y la fabricación de bebidas.

Sobresale también la aportación del sector de las bebidas refrescantes a la economía española, tanto por el impacto directo de la producción y comercialización de los productos como por el efecto en otros muchos sectores. Como compradora de referencia de materias primas, materiales de envasado, sistemas de producción, transporte de mercancías, etc. tiene un significativo efecto arrastre en la agricultura, la industria y los servicios, especialmente hostelería y turismo.

Valoración y retos del sector

A juicio del Director General de FIAB, “el año 2014 ha sido muy positivo para la industria. Todos los indicadores contemplados en el informe económico refrendan que se está en el camino correcto para cumplir los objetivos generales del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas, presentado públicamente a principios del año pasado de la mano del gobierno español, enfocados a alcanzar un crecimiento sostenible en ventas netas del 4% anual y la creación de 60.000 puestos de empleo sostenibles con el horizonte puesto en 2020”.

 

Aquí puedes descargarte el Informe Económico de la Industria de Alimentación y Bebidas 2014  y el documento de apoyo empleado. Además, está disponible la separata con la información de los sectores de alimentación animal y bebidas refrescantes, que se han destacado en el marco del Informe Económico.

La industria europea de alimentación y bebidas afianza su tendencia positiva en el primer trimestre de 2014

14 julio, 2014

La industria europea de alimentación y bebidas mantiene una tendencia positiva de crecimiento en el primer trimestre de 2014. En su último informe At a Glance, FoodDrinkEurope recoge un incremento del 0,83% en el índice de producción de la industria en los primeros tres meses del año, frente al trimestre anterior (0,38%).

gráfico 1tr 2014 fde

Los países europeos que han experimentado mayores crecimientos son Reino Unido (4,56%), Lituania (4,23%) y Francia (2,14%). En cuanto a los descensos, los más significativos son los de Portugal (-7,55%), Suecia (-6,21%) y Austria (-5,54%). España, por su parte, tiene un buen comportamiento, con un crecimiento del 2,10% frente al 0,59% del último trimestre de 2013.

En cuanto al empleo del sector en Europa, mejora muy ligeramente (un 0,2%) respecto al trimestre anterior. Por otro lado, la balanza comercial mantiene su tendencia positiva.

Si estás interesado en conocer el informe completo puedes hacerlo aquí.

Segunda oleada del barómetro del Sector de la Alimentación y Bebidas 2012

1 agosto, 2012
El sector de la alimentación mantiene sus niveles de actividad y empleo gracias a las exportaciones
  • Se prevé una ralentización del nivel de actividad del sector con una evolución interanual del IPI en el tercer trimestre del -1,2% en alimentación y del -5,2% en el caso de bebidas
  • Las exportaciones siguen creciendo a buen ritmo y podrían cerrar 2012 en los 21.502 millones de euros, suponiendo el 9,2% del total de las exportaciones españolas

La industria de la Alimentación y Bebidas prevé incrementar su tasa de ocupación en un 2,2% en el tercer trimestre de 2012 en comparación con el trimestre anterior, permitiendo superar el comportamiento negativo producido durante el primer semestre del año. Esta previsión se desprende de la segunda oleada del Barómetro del sector de la Alimentación y Bebidas, elaborado por FIAB con el patrocinio de La Caixa.


Según las predicciones realizadas por los economistas de FIAB, en términos interanuales, bajo el escenario más probable, la tasa de crecimiento en el tercer trimestre de 2012 será del +1,26% respecto al dato de ese mismo trimestre en 2011. Bajo el escenario pesimista se observaría un descenso del -3,60% y bajo el escenario optimista se experimentaría una expansión de 1,75%.

Aun así, las perspectivas de contracción de la economía sugieren un deterioro adicional del mercado de trabajo durante el último trimestre del año, lo que puede traducirse en un leve descenso del empleo en el sector (-0,54%), pero muy inferior al descenso interanual del -4,6% pronosticado para la ocupación en la economía española. Por lo tanto, la industria de la alimentación y bebidas consolida su papel como sector impulsor de empleo, al presentar una menor variabilidad y comportarse relativamente mejor en términos de creación o mantenimiento de puestos de trabajo, a pesar de las difíciles circunstancias.

Según Horacio González Alemán, director general de FIAB, “el reciente anuncio del gobierno de subir el IVA tendrá un efecto negativo sobre el consumo y por lo tanto sobre el desempeño del sector, que ya se había resentido en el segundo trimestre del año. Por lo tanto, en estos momentos la única tabla de salvación que nos queda son las exportaciones, que cada vez tienen una mayor importancia para salvaguardar los resultados y el empleo en el sector”. “España debe hacer un esfuerzo para incrementar el gasto alimentario de los más de 50 millones de turistas que nos visitan en un intento de compensar, junto con las exportaciones, la debilidad de la demanda interna, agregó”.

Exportaciones

El negocio en el exterior destaca por sus resultados positivos mes tras mes, una evolución que de continuar así permitirá cerrar 2012 con una cifra de negocio de 21.503 millones de euros, lo que supondría el 9,2% del total de las exportaciones de la industria española.

“En los cinco primeros meses de 2012 nos hemos convertido en uno de los sectores exportadores con mejor evolución de la economía española gracias a que nuestras exportaciones siguen creciendo a buen ritmo, registrándose un incremento interanual del 10,8% frente a un 3,05% del conjunto de las exportaciones españolas”, apuntó González Alemán.

Entre los subsectores más destacados encontramos al cárnico y a las bebidas alcohólicas, que siguen a la cabeza con importantes tasas de crecimiento, y un volumen de negocio-entre enero y mayo de 2012- de 1.562 y 1.309 millones de euros respectivamente.

Fuente: Estacom

En cuanto a los países de destino de nuestras exportaciones, es significativo que las exportaciones a la Unión Europea hayan aumentado un 5% en los primeros meses del año, a pesar del estancamiento del consumo en toda la eurozona, lo que significa que somos un país competitivo capaz de restar cuota de mercado a otros. Al mismo tiempo el sector sigue diversificando sus destinos y reduciendo la dependencia de nuestro mercado natural en un 3% interanual.

EE.UU, segundo destino de las exportaciones de alimentos y bebidas españolas tras la UE, se mantiene estable y se acerca ya a un volumen de facturación de 1.000 millones de euros anuales.

Entre los BRIC, que cada vez tienen un mayor peso, Rusia ha experimentado el mayor incremento (34%), lo que se traduce en un aumento de 58 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior. Por su lado China-Hong Kong sigue creciendo a un ritmo del 20,30% e India a un ritmo del 37%. El único país con un comportamiento negativo ha sido Brasil, que ha visto reducida sus exportaciones en un -14%, pero que mantendría una cifra de facturación entorno a los 100 millones de euros.

Índice de Producción Industrial (IPI)

Las estimaciones de comportamiento del sector indican una mejora transitoria en los meses de junio y julio que podrían estar asociados al incremento del consumo de alimentos y bebidas que se ha producido durante la Eurocopa.

Prevemos caídas más intensas en la actividad del sector para la segunda mitad del año, lo que estaría en línea tanto con el escenario de agravamiento de la recesión en curso a partir del tercer trimestre que empieza a imponerse como consenso en los economistas así como como el empeoramiento del Indicador del Clima de Confianza Industrial”, destaca González Alemán.

De esta manera, atendiendo a las previsiones más probables el IPI de fabricación de alimentos registraría un descenso interanual del -1,2% entre septiembre de 2011 y septiembre 2012. En el escenario más pesimista la contracción interanual sería del 8,5%, mientras que en el más optimista se observaría un incremento del 4,3%

En cuanto al comportamiento del IPI de la fabricación de bebidas, bajo el escenario más probable, en septiembre de 2012 se experimentaría un retroceso del -5,2% respecto al año anterior, mientras que en el escenario pesimista esta contracción interanual alcanzaría el -13% y en el más optimista registraría un descenso del -1%.