Temas etiquetados como: ‘ivie’

La producción de la Industria de Alimentación y Bebidas creció un 3,8% en 2014 hasta los 93.238 millones de euros, casi el doble que la industria manufacturera

12 mayo, 2015

20150512 Informe Económico 2014 (3)

El sector de Alimentación y Bebidas duplica su nivel de actividad en la última década y pasa del 13,7% al 22,5% de la industria manufacturera

  • Las exportaciones españolas de alimentos y bebidas alcanzaron los 24.018 millones de euros en 2014, un 5,9% más que en 2013.
  • Durante 2014 aumentó un 1,95% el número de afiliados a la Seguridad Social, muy por encima del crecimiento en las manufacturas.
  • El sector de alimentación animal, por su crecimiento en ventas, y el de bebidas refrescantes, por su aportación a la economía española, destacan positivamente.

El año 2014 representa el de la consolidación de la recuperación económica, un repunte que también ha tenido su reflejo en la industria de la alimentación y bebidas, que ha experimentado una evolución mucho más favorable en variables como la producción, el empleo y las exportaciones. Así, en términos reales, la producción del sector ha aumentado un 3,8% en 2014, lo que se traduce en 93.238 millones de euros, casi el doble de la cifra registrada por la industria manufacturera.
Así se expone en el Informe Económico anual de FIAB correspondiente a 2014, y que ha sido presentado hoy por el Director General de la Federación, Mauricio García de Quevedo, que ha estado acompañado por Joaquín Maudos, catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia, y Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar, patrocinador de este informe elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

En términos nominales, el sector ha experimentado un crecimiento del 1,94% con respecto a 2013. Por otro lado, en cuanto al valor añadido, la industria de alimentación y bebidas ha seguido ganando peso tanto en la industria como en la economía, y ha llegado casi a duplicar su nivel de actividad en los últimos trece años, pasando de representar el 13,7% de la industria manufacturera en el año 2000 al 22,5% en 2013.
Los tres indicadores de coyuntura del sector industrial (IPI, IEP, ICN) muestran una evolución de la industria de la alimentación y fabricación de bebidas en 2014 más satisfactoria que la de las manufacturas en su conjunto y permite reafirmar que estamos ante la continuación de la recuperación de la actividad en la industria de la alimentación y el inicio de la misma en la fabricación de bebidas.

Aumento de exportaciones

Uno de los pilares en los cuales se ha sostenido esta tendencia es el despunte de la actividad en el mercado exterior, cuya evolución se ha mantenido al alza en los últimos años, contribuyendo así a mejorar los resultados de la balanza comercial al registrarse un saldo positivo para el sector de alimentos y bebidas desde 2008”, explica Joaquín Maudos. A tenor de los datos del informe, las exportaciones españolas de alimentos y bebidas alcanzaron los 24.018 millones de euros en 2014, un 5,9% más que en 2013. Suponen, además, el 10% del total de exportaciones de bienes nacionales. Asimismo, durante el pasado año el 7,3% de las exportaciones del sector en el ámbito de la Unión Europea corresponden a España, situándose como la sexta economía exportadora europea.

En cuanto a la internacionalización del tejido empresarial de la industria española de alimentos y bebidas, desde 2010 el número de empresas exportadoras ha crecido a una tasa media anual del 5,3%, acumulando un incremento del 23,1% hasta el pasado año, momento en el que el sector contó con 12.401 empresas exportadoras, un 2,6% más que en 2013.

Evolución del empleo

El año 2014 ha supuesto también una recuperación en el ámbito del empleo. En lo que respecta al número de afiliados a la Seguridad Social, durante 2014 se registraron 378.824 afiliados, un crecimiento del 1,95% con respecto al pasado año. Con esta evolución favorable, la tasa de paro del sector de sitúa 3,2 puntos porcentuales por debajo del total de la economía.
La trayectoria del volumen de ocupados en el sector de la alimentación y bebidas ha sido más positiva que en la economía general y que en la industria manufacturera en particular. Así, en 2014 la creación de empleo en el sector ha experimentado un crecimiento de un 7,1%, lo que se traduce en un total de casi 480.000 personas en 2014, volviendo a niveles anteriores a la crisis.
Los datos confirman que la industria de la alimentación y bebidas ha resistido mejor los años de recesión que la economía en su conjunto, lo que pone de manifiesto la fortaleza de un sector que se mantiene como la primera fuerza industrial del país”, reconoce el Director General de FIAB.

Radiografía del sector

Según el informe presentado hoy, al inicio del pasado año la industria de la alimentación y bebidas contaba con 28.343 empresas activas, lo que supone el 16% del total de las empresas de la industria manufacturera. Por su parte, el número de empresas en la industria manufacturera ha caído un 3% respecto a 2013. En el sector de alimentación y bebidas se ha reducido en menor cuantía (1,5%).

La industria española de alimentación y bebidas presenta una estructura atomizada, puesto que el conjunto de pequeñas empresas representa el 70,4% del total. En opinión de Mauricio García de Quevedo, “esta situación se refleja en el peso de las compañías españolas del sector en comparación con las europeas; y es que siendo España la cuarta economía de la Unión Europea, no encontramos ninguna firma nacional en los primeros puestos de los rankings global y europeo. En este sentido, sí figuran entre las 25 primeras a nivel mundial tres británicas, dos francesas, una belga, una alemana y otra suiza; circunstancia que revela un hándicap importante ante la falta de competitividad real en el mercado global en el que nos encontramos”.

Tendencias de consumo

Según se extrae del informe económico, el 19,7% de la cesta de la compra de los españoles se destina a la adquisición de alimentos y bebidas, lo que representa un aumento del 3,7% respecto a 2013.

El consumo en el hogar de alimentos y bebidas realizado por las familias españolas el pasado año alcanzó un valor de 59.592 millones de euros, que se traduce en aproximadamente 27.168 millones de kg/litros/unidades adquiridos. En este sentido, según refleja el Informe Económico, el gasto per cápita en alimentación el pasado año alcanzó un valor de 1.283 euros, un 6% inferior al registrado en el mismo periodo de 2013.

Comparativa con Europa y financiación

Según recoge el informe, la industria española de alimentación y bebidas es la cuarta en volumen de ventas en el contexto europeo, facturando en 2013 un total de 104.121 millones de euros, un 1,6% más que en 2012, según Eurostat. Asimismo, la recuperación del sector durante el pasado año (3,8% de crecimiento en la producción real) está por encima del crecimiento que también ha experimentado la Eurozona (1,1%).

En cuanto a la financiación, el crédito destinado a sufragar la industria de alimentación y bebidas representó el pasado año el 17,1% del total destinado al sector industrial, y el 3% del conjunto de las actividades productivas. Por otro lado, según explica Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar Caja Rural, “la tasa de morosidad de la industria ha descendido desde 2013 hasta situarse en el 12,1% a finales del pasado año, un porcentaje que se sitúa por debajo de la industria (13,5%) y del total de las actividades productivas (19,5%)”.

Dos sectores en auge

Como se observa en el informe, destaca el sector de alimentación animal, que elevó las ventas netas hasta los 8.905 millones de euros, lo que le permite representar el 9,7% del total de la industria y situarse como el tercer sector dentro de la misma, sólo por detrás de la industria cárnica y la fabricación de bebidas.

Sobresale también la aportación del sector de las bebidas refrescantes a la economía española, tanto por el impacto directo de la producción y comercialización de los productos como por el efecto en otros muchos sectores. Como compradora de referencia de materias primas, materiales de envasado, sistemas de producción, transporte de mercancías, etc. tiene un significativo efecto arrastre en la agricultura, la industria y los servicios, especialmente hostelería y turismo.

Valoración y retos del sector

A juicio del Director General de FIAB, “el año 2014 ha sido muy positivo para la industria. Todos los indicadores contemplados en el informe económico refrendan que se está en el camino correcto para cumplir los objetivos generales del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas, presentado públicamente a principios del año pasado de la mano del gobierno español, enfocados a alcanzar un crecimiento sostenible en ventas netas del 4% anual y la creación de 60.000 puestos de empleo sostenibles con el horizonte puesto en 2020”.

 

Aquí puedes descargarte el Informe Económico de la Industria de Alimentación y Bebidas 2014  y el documento de apoyo empleado. Además, está disponible la separata con la información de los sectores de alimentación animal y bebidas refrescantes, que se han destacado en el marco del Informe Económico.

El crecimiento de las exportaciones de la industria de Alimentación y Bebidas permitiría superar el 35% de la producción total en 2020

18 noviembre, 2014

20141118 Informe de exportaciones FIAB

  • La evolución en el primer semestre de 2014 indica que las exportaciones de la industria de alimentación y bebidas están volviendo a crecer a una tasa interanual desde enero hasta junio del 7,6%.
  • Si tomamos la tasa media de crecimiento en los últimos cinco, diez y quince años, la industria alimentaria española supera en sus ventas al exterior a la media europea y a sus principales competidores (Francia, Italia, Países Bajos y Bélgica).
  • La evolución de las exportaciones de la industria ha mantenido un desarrollo sostenido en los últimos años, con una tasa anual media de crecimiento que se situó en el 5,8% en el último lustro, en el 6,5% en la última década y en el 6,6% durante los últimos 15 años.

La parte de la producción total que exporta la industria de la alimentación y bebidas no ha dejado de crecer en los últimos años, pasando de representar poco más del 15% en 1998 a más del 25% en 2013, unos datos que permiten estimar que en 2020 se superará el 35% de la producción total del sector, según se extrae del “Informe de Exportaciones de la Industria de la Alimentación y Bebidas 2013: Análisis a medio y largo plazo”.

Las expectativas de crecimiento en un horizonte a seis años son ambiciosas, pero, según explica Jaime Palafox, director del departamento de Asuntos Económicos e Internacionalización de FIAB, “representa uno de los muchos retos que la industria se ha propuesto alcanzar como parte del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas y que pretende convertir al sector en la locomotora de la recuperación económica del país”.

Precisamente como refuerzo al ámbito de la internacionalización dentro del Marco Estratégico, se ha creado un grupo de trabajo enfocado al mercado exterior que se centrará en detectar los países prioritarios y potenciar las relaciones comerciales para el crecimiento exterior de la industria de alimentación y bebidas.

Según plasma el informe, la industria de alimentación y bebidas alcanzó en 2013 un volumen de exportaciones que superó los 22.499 millones de euros, un 1,5% por encima de la cifra registrada en 2012, por lo que sus ventas representan más del 60% de las totales del sector agroalimentario. En este sentido, tal y como muestra la retrospectiva del sector en este ámbito, la evolución de las exportaciones de la industria refleja un desarrollo sostenido en los últimos años, con una tasa anual de crecimiento que se situó en el 5,8% en el último lustro, en el 6,5% en la última década y en el 6,6% durante los últimos 15 años. Las cifras, además, representan tasas superiores a las que presenta el sector agroalimentario en su conjunto (5,5%, 5,9% y 5,6%).

» Leer más: El crecimiento de las exportaciones de la industria de Alimentación y Bebidas permitiría superar el 35% de la producción total en 2020

La industria de alimentación y bebidas mantiene el empleo y su potencia exportadora en 2013

29 mayo, 2014
(izqda. a dcha.) -Joaquín Maudos, Catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia y Profesor Investigador del Ivie; Horacio González Alemán, Director General de FIAB; Fernando Burgaz, Director General de la Industria Alimentaria del MAGRAMA; Roberto García Torrente, Director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar y Jaime Palafox, Director de Asuntos Económicos e Internacionalización de FIAB.

(izqda. a dcha.) – Joaquín Maudos, Catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia y Profesor Investigador del Ivie; Horacio González Alemán, Director General de FIAB; Fernando Burgaz, Director General de la Industria Alimentaria del MAGRAMA; Roberto García Torrente, Director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar y Jaime Palafox, Director de Asuntos Económicos e Internacionalización de FIAB.

  • La facturación en 2013 alcanzó los 91.903 millones de euros en ventas netas de productos del sector (*), lo que supuso, un crecimiento nominal del 1,9% respecto al año pasado, si bien en términos reales se produjo una caída del 1,1%, seis décimas inferior al del conjunto de la industria.
  • En la segunda mitad del año, la industria de alimentación y bebidas creó cerca de 15.000 empleos, mientras que en la economía española se destruyeron alrededor de 25.000 empleos -de los cuales 23.000 fueron de la industria manufacturera-.
  • Cabe destacar que, en términos de Valor Añadido Bruto (VAB), el sector ha incrementado el mismo en términos reales un 38% desde el año 2000, pasando de representar algo menos del 14% de la industria manufacturera a suponer casi el 22%.
  • En los últimos años se está consolidando la internacionalización del tejido empresarial de la industria de alimentación y bebidas con un crecimiento medio del 5% anual del número de empresas exportadoras.

1La facturación de la industria de alimentación y bebidas en 2013 alcanzó los 91.903 millones de euros en ventas netas de productos del sector, lo que supuso, a pesar de la contracción de la economía española, un crecimiento nominal del 1,9% respecto al año pasado, si bien en términos reales se produjo una caída del 1,1%, seis décimas inferior al del conjunto de la industria.

Cabe destacar que en términos de Valor Añadido Bruto (VAB), el sector ha incrementado sus cifras en términos reales un 38% desde el año 2000 hasta el 2012.

Para el mismo periodo, el dato para la industria manufacturera y el total de la economía fue de un 4% y un 20,5% respectivamente. Este aumento significa la permanencia de la industria de alimentación y bebidas en la senda de crecimiento continuado, reafirmándolo como el principal sector manufacturero español al aumentar su peso en el tejido industrial desde el 14% hasta el 22% actual, lo que supone un 2,7% del VAB total de la economía.

Estos datos forman parte del Informe Económico de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) correspondiente al año 2013 y que ha sido presentado hoy por el Director General de la Federación, Horacio González Alemán, que ha estado acompañado de Fernando Burgaz, Director de Industria Alimentaria del MAGRAMA; Joaquín Maudos, catedrático de Fundamentos  del Análisis Económico de la Universidad de Valencia, y Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar, patrocinador de este informe elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

La trayectoria de los tres indicadores básicos que dibujan la coyuntura industrial (el índice de Entrada de Pedidos en la Industria, IEP; el índice de Producción Industrial, IPI; y el Índice de Cifras de Negocio, ICN) muestran una trayectoria expansiva del sector en el periodo de crisis de 2007 a 2013, a excepción del IPI, que indica una reducción en los niveles de producción, si bien mucho menor que en el conjunto de la economía (un descenso del 3,2% en alimentación y del 14,8% en bebidas, frente al 30,9% del conjunto de la industria).

2

Uno de los pilares en los cuales se ha sostenido esta tendencia es el despunte de la actividad en el mercado exterior, cuya evolución se ha mantenido al alza en los últimos años, contribuyendo así a mejorar los resultados de la balanza comercial al registrarse un saldo positivo para el sector de alimentos y bebidas desde 2011”, explica Joaquín Maudos. En este sentido, el pasado año las exportaciones de la industria de alimentación y bebidas (IAB) alcanzaron los 22.594 millones de euros en 2013, lo que supone un crecimiento del 1,5% con respecto al año anterior, así como una cifra récord para el sector.

Estos datos sitúan a España en la sexta posición de la Unión Europea por volumen de exportaciones (la superan, por este orden, Alemania, Países Bajos, Francia, Italia y Reino Unido) y en la décima a nivel mundial, mientras que su tendencia de crecimiento de las exportaciones es la segunda más destacada de las principales economías europeas, sólo por detrás de Alemania. En palabras de Horacio González Alemán, Director General de FIAB, “en los últimos años se está consolidando la internacionalización del tejido empresarial de la industria de alimentación y bebidas con un crecimiento medio del 5% anual del número de empresas exportadoras. La exportación ha dejado de ser una asignatura pendiente para este sector, que ahora se concentra en su internacionalización”.

El crecimiento de las exportaciones se ha extendido a todo tipo de productos, destacando principalmente el vino, la carne de porcino y el aceite de oliva como los más característicos de la industria de alimentación y bebidas española destinados a los mercados internacionales. Según el informe, el subsector que más empresas exportadoras ha ganado en los últimos años es el de bebidas.

En términos de exportaciones, los principales socios comerciales corresponden a las grandes economías europeas, si bien en los últimos años han cobrado mayor importancia los mercados emergentes, fundamentalmente Asia. El 18% de las ventas de alimentos y bebidas se dirigen a Francia y cerca del 14% a Portugal, seguido por Italia (12,4%) y Alemania (7%). Fuera de Europa, destacan EE.UU, con un 4,4% de las exportaciones, seguido por China incluyendo Hong Kong (2,5%) y Japón (2%).

Radiografía del sector

Según los datos del informe, el sector de la alimentación y bebidas está formado por 28.762 empresas, lo que representa el 15,8% del total de empresas de la industria manufacturera.

En otro ámbito, también el sector de alimentación y bebidas ha encabezado la apuesta por la innovación, ya que el número de empresas que realizan I+D crecieron en 2012 (último año disponible) un 1,8% respecto a 2011, a diferencia de lo ocurrido en las empresas del total de la industria. Sin embargo, en el último año la inversión en innovación de las empresas alimentarias ha registrado una caída del 14,2%, un porcentaje más elevado que el de las empresas del total de la economía (9,1%) y de la industria (6,6%).

Evolución del empleo

En 2013, en concreto en la segunda mitad del año, la industria de alimentación y bebidas creó cerca de 15.000 empleos mientras que en la economía española se destruyeron alrededor de 25.000 empleos –de los cuales 23.000 fueron de la industria manufacturera–. Para la media anual, el sector de alimentación y bebidas no destruyó empleo (de hecho, aumentó en 49 trabajadores), al contrario de lo ocurrido en la economía y la industria, donde el empleo cayó en 531.000 empleos, de los cuales, el 21,5% fueron en la industria manufacturera.

Así, del contenido del informe económico se desprende que el sector emplea a una media de 439.760 trabajadores, lo que representa el 21,3% del conjunto de la industria manufacturera, ligeramente superior a la de 2012. Cabe destacar que la trayectoria del volumen de ocupados en el sector de la alimentación y bebidas ha sido más positiva que en la economía en general y que en la industria manufacturera en particular.

Mientras que en la industria manufacturera el empleo ha caído un 31% desde el inicio de la crisis, el sector de alimentación y bebidas ha mostrado una dinámica mucho más favorable en el mercado de trabajo, ya que la reducción del empleo ha sido del 10%”, comenta Maudos.

Tendencias de consumo

El consumo en alimentación y bebidas realizado por las familias españolas en 2013 alcanzó los 69.225 millones de euros, lo cual se tradujo en 30.717 millones de kilogramos/litros/unidades adquiridos, suponiendo un incremento de casi un punto porcentual con respecto a 2012. Cabe destacar, además, que los productos de alimentación y bebidas ya copan el 19% de la cesta de la compra en España, lo que supone un aumento del 2,4% respecto al año anterior y la tasa más alta de los últimos años.

En cuanto al gasto alimentario per cápita en el hogar en 2013, fue de 1.524 euros, un 3,8% superior al de 2012. El principal alimento consumido fue la carne (representa el 4,6% de la cesta de la compra) seguida por el pan y cereales (2,8%), productos lácteos, quesos y huevos (2,5%), pescado (2,4%), y la fruta, las legumbres, las hortalizas y las patatas (1,6%).

El impacto de la crisis continúa notándose en el consumo fuera del hogar, donde el gasto cayó un 3,1% en 2013, registrando el número de visitas a establecimientos una caída del 2,5%. Por otro lado, se observa una continuidad en la tendencia –iniciada desde el comienzo de la crisis– de orientar el consumo hacia productos más básicos y hacia los de marca de distribuidor (MDD). Éstos últimos alcanzaron el año pasado el 42,8% del valor total de las ventas del mercado español, 1,3 puntos porcentuales superior a la cuota que tenía un año antes. El peso actual se sitúa en España 7 puntos ppor encima de la media europea, superando al de países como Holanda (40,4%), Francia (36%), Alemania (34,3%), Italia (18,4%) y Grecia (14,6%).

Comparativa con Europa y financiación

En comparación con el comportamiento de la industria de alimentación y bebidas europea, los datos reflejan que la industria española ha tenido un peor comportamiento, acorde con la evolución económica del país, si bien en las cifras de exportación la industria alimentaria española ha crecido más que sus principales competidores a excepción de Alemania. En lo que se refiere al comportamiento del empleo en la Unión Europea y la Eurozona, la tasa de empleo ha dibujado una tendencia similar, si bien el índice de empleo en nuestro país ha mantenido un crecimiento todos los trimestres, con una tasa levemente superior a la registrada en el resto de países europeos.

Por otro lado, según explica Roberto García Torrente, Director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar Caja Rural, a finales de 2013 el crédito de la banca española destinado a la financiación de la industria de la alimentación, bebidas y tabaco, alcanzó los 20.561 millones de euros suponiendo así el 17,8% del crédito total de la industria.

Valoración y retos del sector

A juicio del Director General de FIAB, Horacio González Alemán, “los datos refrendan el potencial de nuestra industria como primer sector industrial del país, lo cual nos permite desempeñar un papel clave en el proceso de recuperación económica y erigirnos como el principal motor económico de España. Para lograr este objetivo nació hace unos meses el Marco Estratégico para la industria de alimentación y bebidas, que apuesta por un crecimiento sostenible en los próximos seis años así como por la revitalización del sector y, por ende, de la economía española”.

En este sentido, según añade González Alemán, “el año 2013 ha sido un año complicado, con muchas dificultades para mantener el equilibrio, pero hemos logrado reforzar nuestra posición de liderazgo a través del empleo y de la importante apertura hacia los mercados exteriores y continuaremos avanzando para recuperar la senda de crecimiento  frenada por la crisis económica”.

Puedes descargar la presentación aquí, al igual que la nota de prensa.

Además, aquí tienes el Informe Económico a tu disposición:



(*) Estimaciones realizadas a partir de los últimos datos publicados por el INE.

FIAB y Cajamar se alían con el Ivie para el análisis económico de la industria de alimentación y bebidas

5 diciembre, 2013
  • Con este convenio de colaboración, las tres organizaciones promoverán el conocimiento del sector de alimentación y bebidas para impulsar su competitividad.
  • El acuerdo supone la realización de un informe económico anual de la industria y otro de exportaciones, y el análisis del peso y evolución de sus productos en la cesta de la compra; ampliando así las temáticas de análisis estudiadas por la Federación.

FIAB y Cajamar, Caja Rural han firmado un convenio de colaboración con el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IvieLogos FIAB) para impulsar el conocimiento del sector agroalimentario en todas sus vertientes y, en especial, de aquellas cuestiones que impliquen la mejora de su competitividad.

Amparándose en el amplio conocimiento del sector y de su contexto económico, las tres organizaciones se comprometen a través de esta alianza a elaborar conjuntamente el Informe Económico Anual de la Industria de Alimentación y Bebidas, en el que se analizarán sus principales cifras, evolución y la condicionante situación externa en la que desarrolla su actividad. » Leer más: FIAB y Cajamar se alían con el Ivie para el análisis económico de la industria de alimentación y bebidas