Temas etiquetados como: ‘informe económico’

La industria de alimentación y bebidas se consolida como primer sector industrial de España con casi 95.000 millones de euros en facturación

17 junio, 2016
  • Esta cifra supone más del 22% del Valor Añadido Bruto (VAB) del total de las manufacturas nacionales, un máximo histórico.
  •  En 2015 las exportaciones del sector se han incrementado más del 6% hasta aproximarse a los 26.000 millones de euros.
  •  De una plantilla que ronda el medio millón de personas, el 36% es empleo femenino; mientras que casi el 14% del empleo del sector es menor de 30 años. Ambos porcentajes, por encima de la media española.
  •  El número de empresas que han realizado I+D+i en el sector se ha incrementado un 2,5%, alcanzando los 578 millones de euros de inversión.
  •  El Director General de FIAB, Mauricio García de Quevedo, ha señalado que “estos datos permiten confirmar la capacidad de nuestro sector para ejercer como motor de la economía española con una aceptación cada vez mayor en el mercado internacional”.

Presentación Informe Económico FIAB 2015

 

El año 2015 ha supuesto la continuación de la senda de la recuperación económica en España y, en este contexto, la industria de alimentación y bebidas ha consolidado su posición como primer sector industrial del país.

Tal y como se desprende del último Informe Económico Anual de FIAB, el valor de la producción del sector ha ascendido a su máximo histórico rondando los 95.000 millones de euros (94.935), consolidándose como la 4ª economía en la Unión Europea en producción bruta.

Las cifras desvelan igualmente un incremento del valor añadido bruto (VAB) del sector, tanto en la economía como en las manufacturas, alcanzando en este último caso el máximo histórico del 22,3%.

El crecimiento medio anual del valor añadido bruto (VAB) de la industria de alimentación y bebidas (IAB) desde el inicio de la crisis (año 2007) se aproxima al 2%, mientras que el total de la economía ha decrecido (-0,45%); y en el caso de la industria manufacturera lo hizo con tasas del -1,82%, en el mismo periodo.

Por tanto, la IAB sigue siendo un soporte de creación de valor para la economía del Estado.

 

Un sector para el empleo

Con casi medio millón (469.018) de empleos directos, supone el 21% de la industria manufacturera del país. Cabe destacar en este ámbito, que el sector acumula 29 meses consecutivos con tasas positivas de afiliación a la Seguridad Social.

Además, por catalogación del empleo por sexo y edades, del total de empleo en el sector, un 14% son jóvenes menores de 30 años; dato que se sitúa por encima de la media de la economía española (13,6%). Además, el 36% del sector es empleo femenino, encontrándose también sobre la media de la industria nacional (25%).

 

Pfresentación Informe Económico FIAB 2015

 

Una industria exportadora y referente de la Marca España en el exterior

En el último ejercicio la IAB ha exportado por valor de casi 26.000 millones de euros (25.422), un 6,1% por encima del año anterior, con lo que supone el 10,2% de las exportaciones de bienes de la economía española y el 11,5% del sector manufacturero. Desde el año 2.000 la industria de alimentación y bebidas ha multiplicado por tres sus registros en esta variable (desde 9.801,13).

El sector se fortalece ocupando la  6ª posición en el ranking exportador de la Unión Europea y en la 10ª a nivel mundial.

Por otro lado, confirma por 8º año consecutivo una balanza comercial positiva con un superávit de 5.991 millones de euros; un 2,2% superior al año anterior. El peso en la facturación de la IAB de las exportaciones de España está en niveles asimilables a Francia e Italia, por encima del 18%, según Eurodatacomex.

De las 28.185 empresas que conforman el sector, 12.697 exportan activamente. Esto supone un crecimiento del 2,1% respecto al año anterior. El dato muestra la apuesta de las compañías españolas por esta vertiente de competitividad.

Los principales mercados de destino de las exportaciones de alimentos y bebidas españoles son la Unión Europea (68,7%) (liderada por Francia, Italia, Portugal, Reino Unido y Alemania), Estados Unidos (5,1%), China+Hong Kong (3,6%) y Japón (2,4%); consolidando así los mercados identificados como prioritarios para el sector.

Por otro lado, los principales productos exportados son los procedentes de la industria cárnica y sus derivados, las bebidas y aceites.

Apuesta por la innovación

La industria española de alimentación y bebidas se encuentra en un momento clave para consolidar su fortaleza. Consciente de esta situación, apuesta por la innovación como elemento garante de competitividad y futuro. En este sentido, cabe destacar que en el último año disponible ha aumentado un 2,5% el número de empresas del sector que realizan I+D+i. Este incremento se detecta tanto en aquellas que lo hacen de manera ocasional como continuada; siendo un dato que contrasta con la disminución de empresas que realizan este tipo de actividad tanto en la industria (-1,3%), como en la economía en su conjunto (-3,2%). El gasto realizado en este campo ha aumentado también un 3,5%, situándose en 578 millones de euros.

En este ámbito es muy importante también el apoyo de la distribución para asegurar que la innovación llega al consumidor.

Tal y como ha afirmado Mauricio García de Quevedo, Director General de FIAB, “estos datos permiten confirmar la capacidad de la industria de alimentación y bebidas para ejercer de motor de la economía española, con una aceptación mayor de nuestros productos en el mercado internacional”.

Para García de Quevedo. “El sector goza de buena salud y es, además, un referente claro de la imagen de nuestro país en el mundo como símbolo de calidad y excelencia; y una parte fundamental del trinomio Alimentación – Gastronomía – Turismo”.

Estas cifras corresponden a la presentación del Informe Económico anual de FIAB 2015, que ha sido presentado hoy por el Director General de la Federación, Mauricio García de Quevedo y Miguel Rodríguez de la Rubia, responsable de Banca de empresas y Negocio Agroalimentario de Cajamar, entre otros. El trabajo, elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), cuenta con la colaboración del MAGRAMA y  la Asociación Multisectorial de Empresas de Alimentación y Bebidas (AME) junto con EY.

 

La producción de la Industria de Alimentación y Bebidas creció un 3,8% en 2014 hasta los 93.238 millones de euros, casi el doble que la industria manufacturera

12 mayo, 2015

20150512 Informe Económico 2014 (3)

El sector de Alimentación y Bebidas duplica su nivel de actividad en la última década y pasa del 13,7% al 22,5% de la industria manufacturera

  • Las exportaciones españolas de alimentos y bebidas alcanzaron los 24.018 millones de euros en 2014, un 5,9% más que en 2013.
  • Durante 2014 aumentó un 1,95% el número de afiliados a la Seguridad Social, muy por encima del crecimiento en las manufacturas.
  • El sector de alimentación animal, por su crecimiento en ventas, y el de bebidas refrescantes, por su aportación a la economía española, destacan positivamente.

El año 2014 representa el de la consolidación de la recuperación económica, un repunte que también ha tenido su reflejo en la industria de la alimentación y bebidas, que ha experimentado una evolución mucho más favorable en variables como la producción, el empleo y las exportaciones. Así, en términos reales, la producción del sector ha aumentado un 3,8% en 2014, lo que se traduce en 93.238 millones de euros, casi el doble de la cifra registrada por la industria manufacturera.
Así se expone en el Informe Económico anual de FIAB correspondiente a 2014, y que ha sido presentado hoy por el Director General de la Federación, Mauricio García de Quevedo, que ha estado acompañado por Joaquín Maudos, catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia, y Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar, patrocinador de este informe elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

En términos nominales, el sector ha experimentado un crecimiento del 1,94% con respecto a 2013. Por otro lado, en cuanto al valor añadido, la industria de alimentación y bebidas ha seguido ganando peso tanto en la industria como en la economía, y ha llegado casi a duplicar su nivel de actividad en los últimos trece años, pasando de representar el 13,7% de la industria manufacturera en el año 2000 al 22,5% en 2013.
Los tres indicadores de coyuntura del sector industrial (IPI, IEP, ICN) muestran una evolución de la industria de la alimentación y fabricación de bebidas en 2014 más satisfactoria que la de las manufacturas en su conjunto y permite reafirmar que estamos ante la continuación de la recuperación de la actividad en la industria de la alimentación y el inicio de la misma en la fabricación de bebidas.

Aumento de exportaciones

Uno de los pilares en los cuales se ha sostenido esta tendencia es el despunte de la actividad en el mercado exterior, cuya evolución se ha mantenido al alza en los últimos años, contribuyendo así a mejorar los resultados de la balanza comercial al registrarse un saldo positivo para el sector de alimentos y bebidas desde 2008”, explica Joaquín Maudos. A tenor de los datos del informe, las exportaciones españolas de alimentos y bebidas alcanzaron los 24.018 millones de euros en 2014, un 5,9% más que en 2013. Suponen, además, el 10% del total de exportaciones de bienes nacionales. Asimismo, durante el pasado año el 7,3% de las exportaciones del sector en el ámbito de la Unión Europea corresponden a España, situándose como la sexta economía exportadora europea.

En cuanto a la internacionalización del tejido empresarial de la industria española de alimentos y bebidas, desde 2010 el número de empresas exportadoras ha crecido a una tasa media anual del 5,3%, acumulando un incremento del 23,1% hasta el pasado año, momento en el que el sector contó con 12.401 empresas exportadoras, un 2,6% más que en 2013.

Evolución del empleo

El año 2014 ha supuesto también una recuperación en el ámbito del empleo. En lo que respecta al número de afiliados a la Seguridad Social, durante 2014 se registraron 378.824 afiliados, un crecimiento del 1,95% con respecto al pasado año. Con esta evolución favorable, la tasa de paro del sector de sitúa 3,2 puntos porcentuales por debajo del total de la economía.
La trayectoria del volumen de ocupados en el sector de la alimentación y bebidas ha sido más positiva que en la economía general y que en la industria manufacturera en particular. Así, en 2014 la creación de empleo en el sector ha experimentado un crecimiento de un 7,1%, lo que se traduce en un total de casi 480.000 personas en 2014, volviendo a niveles anteriores a la crisis.
Los datos confirman que la industria de la alimentación y bebidas ha resistido mejor los años de recesión que la economía en su conjunto, lo que pone de manifiesto la fortaleza de un sector que se mantiene como la primera fuerza industrial del país”, reconoce el Director General de FIAB.

Radiografía del sector

Según el informe presentado hoy, al inicio del pasado año la industria de la alimentación y bebidas contaba con 28.343 empresas activas, lo que supone el 16% del total de las empresas de la industria manufacturera. Por su parte, el número de empresas en la industria manufacturera ha caído un 3% respecto a 2013. En el sector de alimentación y bebidas se ha reducido en menor cuantía (1,5%).

La industria española de alimentación y bebidas presenta una estructura atomizada, puesto que el conjunto de pequeñas empresas representa el 70,4% del total. En opinión de Mauricio García de Quevedo, “esta situación se refleja en el peso de las compañías españolas del sector en comparación con las europeas; y es que siendo España la cuarta economía de la Unión Europea, no encontramos ninguna firma nacional en los primeros puestos de los rankings global y europeo. En este sentido, sí figuran entre las 25 primeras a nivel mundial tres británicas, dos francesas, una belga, una alemana y otra suiza; circunstancia que revela un hándicap importante ante la falta de competitividad real en el mercado global en el que nos encontramos”.

Tendencias de consumo

Según se extrae del informe económico, el 19,7% de la cesta de la compra de los españoles se destina a la adquisición de alimentos y bebidas, lo que representa un aumento del 3,7% respecto a 2013.

El consumo en el hogar de alimentos y bebidas realizado por las familias españolas el pasado año alcanzó un valor de 59.592 millones de euros, que se traduce en aproximadamente 27.168 millones de kg/litros/unidades adquiridos. En este sentido, según refleja el Informe Económico, el gasto per cápita en alimentación el pasado año alcanzó un valor de 1.283 euros, un 6% inferior al registrado en el mismo periodo de 2013.

Comparativa con Europa y financiación

Según recoge el informe, la industria española de alimentación y bebidas es la cuarta en volumen de ventas en el contexto europeo, facturando en 2013 un total de 104.121 millones de euros, un 1,6% más que en 2012, según Eurostat. Asimismo, la recuperación del sector durante el pasado año (3,8% de crecimiento en la producción real) está por encima del crecimiento que también ha experimentado la Eurozona (1,1%).

En cuanto a la financiación, el crédito destinado a sufragar la industria de alimentación y bebidas representó el pasado año el 17,1% del total destinado al sector industrial, y el 3% del conjunto de las actividades productivas. Por otro lado, según explica Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar Caja Rural, “la tasa de morosidad de la industria ha descendido desde 2013 hasta situarse en el 12,1% a finales del pasado año, un porcentaje que se sitúa por debajo de la industria (13,5%) y del total de las actividades productivas (19,5%)”.

Dos sectores en auge

Como se observa en el informe, destaca el sector de alimentación animal, que elevó las ventas netas hasta los 8.905 millones de euros, lo que le permite representar el 9,7% del total de la industria y situarse como el tercer sector dentro de la misma, sólo por detrás de la industria cárnica y la fabricación de bebidas.

Sobresale también la aportación del sector de las bebidas refrescantes a la economía española, tanto por el impacto directo de la producción y comercialización de los productos como por el efecto en otros muchos sectores. Como compradora de referencia de materias primas, materiales de envasado, sistemas de producción, transporte de mercancías, etc. tiene un significativo efecto arrastre en la agricultura, la industria y los servicios, especialmente hostelería y turismo.

Valoración y retos del sector

A juicio del Director General de FIAB, “el año 2014 ha sido muy positivo para la industria. Todos los indicadores contemplados en el informe económico refrendan que se está en el camino correcto para cumplir los objetivos generales del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas, presentado públicamente a principios del año pasado de la mano del gobierno español, enfocados a alcanzar un crecimiento sostenible en ventas netas del 4% anual y la creación de 60.000 puestos de empleo sostenibles con el horizonte puesto en 2020”.

 

Aquí puedes descargarte el Informe Económico de la Industria de Alimentación y Bebidas 2014  y el documento de apoyo empleado. Además, está disponible la separata con la información de los sectores de alimentación animal y bebidas refrescantes, que se han destacado en el marco del Informe Económico.

La industria de alimentación y bebidas facturó 86.298 millones de euros en 2012

8 mayo, 2013
Pincha en la imagen para descargarte las fotografías de la presentación.

Pincha en la imagen para descargarte las fotografías de la presentación.

  • La crisis económica y su fuerte impacto en el consumo provocan un caída del 2,68% en las ventas
  • Sin el efecto de las exportaciones, que alcanzaron los 22.078 millones de euros, las ventas de la industria se sitúan en el nivel de 2006
  • El gasto de alimentación, una vez restado el efecto de la inflación, cayó un 3% en los hogares y un 4% fuera del hogar

La industria de alimentación y bebidas redujo sus ventas en un 2,68% en 2012 hasta situarse en los 86.298 millones de euros. Dicho descenso fue mayor si se resta la contribución de las exportaciones, por lo que las ventas domésticas retrocedieron al nivel de 2006, y el sector se ha dejado por el camino 6.000 millones de euros en cinco años. La caída en la producción es fruto del impacto negativo sobre el consumo de la larga crisis económica y la segunda recesión.

Estos datos se han presentado hoy en un encuentro informativo convocado por FIAB para dar a conocer el Informe Económico 2012, y en el que han participado la secretaria general de agricultura y alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, el director general de FIAB, Horacio González Alemán, el catedrático de análisis económico de la Universidad Complutense de Madrid, Simón Sosvilla, y el director del sector agroalimentario de La Caixa, Josep Fernández. El Informe Económico ha sido elaborado con la colaboración del MAGRAMA, y cuenta con el patrocinio de La Caixa.

Otra cifra que demuestra la pérdida de empuje del sector es el descenso del Índice de Producción Industrial, donde la alimentación disminuyó un 14,9% y las bebidas un 10,8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Josep Fernández ha recordado que las exportaciones crecieron un 9,4% en 2012 hasta alcanzar los 22.078 millones de euros, con una balanza positiva de 3.026 millones de euros, “lo que supone un crecimiento casi tres veces superior al del conjunto de las exportaciones de la economía. Este dato demuestra la competitividad de nuestras empresas y la consolidada importancia de la actividad exterior, que ha evitado que el retroceso económico del sector sea mayor”.

Radiografía del sector

El sector de alimentación y bebidas está formado por un total de 29.196 empresas, de las cuales el 96,2% son pymes y sólo 59 emplean a más de 500 personas. Según FIAB, un progresivo proceso de concentración permitirá incrementar la competitividad del sector.

Por otro lado, la industria de alimentación y bebidas (IAB) empleó de media a 439.675 personas en 2012, lo que supuso un descenso del 1,7% respecto a 2011. La tasa de paro en el sector es menos de la mitad que la global del conjunto del país, y la IAB concentra el 20% del total del empleo industrial. En este sentido, es importante destacar que la productividad del trabajo en el sector es el doble que el del total de la industria en su conjunto.

Finalmente, el sector de alimentación y bebidas es más innovador que el conjunto de la economía nacional, pero menos que el resto de la industria. Así el porcentaje de compañías innovadoras en 2011 (último dato disponible) se situó en un 10,1%. Esto supuso una inversión de 655 millones de euros.

El consumo de alimentos y bebidas

Durante 2012 el consumo en el hogar se incrementó un 0,66%, situándose en 30.482 millones de kilogramos/litros/unidades. Además, el gasto en productos alimentarios y bebidas creció un 0,17%, alcanzando los 67.634 millones de euros. Así, cada ciudadano gastó de media 1.468 euros en alimentación. Pero, según destacó Simón Sosvilla, “descontado el efecto de la inflación, el gasto en consumo alimentario en los hogares descendió un 3%, lo que demuestra hasta qué punto la continua merma en el poder adquisitivo de las familias ha provocado que recorten en todos los gastos, e incluso en alimentación”.

El impacto de la crisis se ha hecho especialmente visible en el consumo fuera del hogar, donde el gasto se redujo un 4,1% hasta los 33.044 millones de euros, y un 7,3% si se descuenta el efecto de la inflación.

La crisis sigue modificando los patrones de consumo de los ciudadanos, orientando su demanda hacia productos más básicos y hacia los de marca de distribuidor (MDD), que han visto aumentar su cuota de mercado hasta el 41,2%, anotándose el mayor incremento anual desde 2002. Esta cifra contrasta con la media de la Unión Europea, donde la MDD tiene un 35,6% de cuota de mercado.

Valoraciones y medidas necesarias para reactivar el sector

El director general de FIAB considera que “si bien la industria de alimentación y bebidas ha demostrado resistir mejor que ninguna otra el brusco cambio de ciclo económico, 2012 ha sido un año difícil para el sector, que ha visto cómo la crisis económica ha dificultado el mantenimiento de las anteriores cifras. De este modo, ha disminuido la producción industrial y el consumidor ha ido reduciendo su gasto en todas las partidas hasta llegar a la alimentación (tanto en el consumo doméstico como en la restauración)”.

Sin embargo, apuntó González Alemán, “también se han registrado variables positivas en 2012; ya que la industria de alimentación y bebidas ha empleado a unos 440.000 trabajadores y la tasa de crecimiento de nuestras exportaciones casi ha triplicado la del total de la economía, aunque, este factor no ha conseguido frenar la caída del consumo doméstico”.

Como medidas para la reactivación del sector, el representante de FIAB propone “la eliminación de cualquier incremento impositivo, incluido en las Comunidades Autónomas, la reactivación de la confianza del consumidor y una mejora en las condiciones de financiación, garantizar la unidad de mercado reduciendo las duplicidades administrativas y la burocracia, impulsar la internacionalización y la innovación, y apostar por la reforma del modelo de formación para la promoción del talento y la competitividad de la industria”.

Aquí puedes descargarte la nota de prensa lanzada a medios de comunicación y el Informe Económico de la Industria de la Alimentacion y Bebidas 2012 de FIAB al completo.

Ya puedes descargarte el Informe Económico 2011 de FIAB

1 junio, 2012

Tienes a tu disposición el Informe Económico 2011 de FIAB. Tan sólo tienes que pinchar aquí para descargártelo. Igualmente, también acceso a

La industria de alimentación y bebidas presenta el Informe Económico de 2011

28 mayo, 2012

  • El excelente comportamiento de las exportaciones compensó la debilidad del mercado interior en 2011
  • El consumo alimentario de los hogares españoles bajó por segundo año consecutivo, reduciéndose en 2011 un 0,7%
  • La industria ha conseguido mantener estable el número de trabajadores en los dos últimos años. Actualmente, el sector representa casi el 20% del empleo industrial de España

La industria de alimentación y bebidas aumentó un 1,8% sus ventas en 2011 hasta alcanzar los 83.773 millones de euros, impulsada por el buen comportamiento de las exportaciones, que han permitido contrarrestar el estancamiento del consumo en España. Estas cifras consolidan a la alimentación y bebidas como el primer sector industrial de la economía española, lo que es una buena noticia para el país.

Estos datos se han presentado hoy en un encuentro informativo convocado por FIAB para dar a conocer el Informe Económico 2011, y en el que han participado la Secretaria General de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, el catedrático de Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid, Simón Sosvilla, y el Director General de la Federación, Horacio González Alemán. El Informe Económico ha sido elaborado con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y cuenta con el patrocinio de La Caixa.

Durante el acto, FIAB ha indicado que el Índice de Producción Industrial (IPI) del sector de la alimentación aumentó un 1,8%, mientras que se redujo un 4,4% el correspondiente a la fabricación de bebidas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Director General de FIAB ha subrayado que la alimentación se mantiene como un sector fuerte y “tractor para la economía española. González Alemán ha destacado además “la resistencia de una industria que ha sido capaz de compensar la caída del consumo interno con un notable aumento de las exportaciones. La pregunta es si este contexto de evolución negativa de la demanda interna, las exportaciones van a poder seguir creciendo al mismo nivel”.

Simón Sosvilla ha recordado que las exportaciones crecieron un 12% en 2011 hasta alcanzar los 19.421 millones de euros, con una balanza positiva de 1.077 millones de euros, “siendo la industria de la alimentación y bebidas una de las pocas que no cerró el año en negativo y ayudando a compensar el déficit comercial del país”.

González Alemán ha comentado también las perspectivas del sector para 2012, un año el que se espera una reducción del consumo total del 1,32%. Además, FIAB considera que tanto las ventas como el empleo se mantendrán estables en los próximos meses, esperándose igualmente una evolución positiva en comercio.

Radiografía del sector

La evolución del sector en 2011 ha venido marcada por una progresiva reducción en el número total de empresas, que descendieron un 3% a lo largo del año, según explicó el catedrático Simón Sosvilla, quien ha destacado que a pesar de todo sigue tratándose de un sector muy atomizado que cuenta con 29.334 empresas, de las que el 96,2% son pymes.

Para Sosvilla esta reducción está en línea con el proceso de concentración que FIAB vislumbra como vía para aumentar la competitividad del sector, un tema abordado recientemente en el informe sobre Competitividad y Tamaño en la Industria de Alimentación y Bebidas, presentado recientemente por la Federación y la Fundación Cajamar. De esta forma, una mayor concentración permitiría el acceso a mejores condiciones de financiación, potenciaría aún más las exportaciones y ayudaría a aumentar la inversión en I+D.

Izqda a dcha: Horacio González Alemán, Isabel García Tejerina y Simón Sosvilla.

Por otro lado, la industria de alimentación y bebidas empleó de media a 446.300 personas en 2011, lo que supone un incremento del 0,4% respecto a 2010. Actualmente el sector representa casi el 20% del total del empleo industrial de España. Además, la industria ha conseguido mantener estable el número de trabajadores en los dos últimos años. De hecho, la tasa de paro en el sector es menos de la mitad que la tasa de paro global del conjunto del país. Así, según el informe Infoempleo 2011, la industria alimentaria se encuentra entre los cinco primeros sectores en yacimiento de empleo.

Finalmente, la industria destaca también como la más innovadora de los sectores de bienes de consumo no duradero, con un porcentaje de empresas innovadoras que alcanza el 28,23%, según los últimos datos publicados por el INE. Además el sector español gana protagonismo en el ámbito europeo, puesto que la participación de nuestro país en el VII Programa Marco de I+D de la UE para Alimentación, Agricultura, Pesca y Biotecnología, ha contado con la participación de 241 propuestas españolas, lo que supone el 56, 8% del total de las presentadas. Además, España se sitúa como cuarto país por retorno económico, con un 10%, por detrás de Alemania, Reino Unido y Holanda.

El estado del consumo

La alimentación es un elemento clave para medir la salud y la fortaleza del consumo y un certero termómetro del estado de la economía doméstica”, ha indicado Sosvilla durante su intervención. Al respecto ha señalado que en 2011, “y por segundo año consecutivo, ha vuelto a descender ligeramente el consumo alimentario en los hogares españoles”. En concreto, la reducción ha sido del 0,7%, quedándose en 30.282 millones de kilogramos/litros/unidades. Esto supone un descenso de 3,8 unidades por habitantes, pasando de 663,7 a 659,9 unidades. En este contexto, y según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el gasto aumentó un 0,75%, alcanzado los 67.520 millones de euros. Descontando el efecto de la inflación, el gasto a precios constantes registró una caída del -1,25 por ciento.

En cuanto al lugar al que los españoles acuden para hacer la compra, los supermercados y autoservicios siguen siendo el principal canal de distribución de los hogares españoles, con una cuota que ya alcanza el 42%, seguidos por las tiendas tradicionales (18,9%), las tiendas de descuento (15,1%) y los hipermercados (14,6%).

Además, aunque no existen datos oficiales, FIAB estima que el consumo fuera de los hogares ha descendido aproximadamente un 3,1% en el sector de la hostelería y un 2,9% en administraciones, por lo que el consumo total, tras sumar estas cifras a las de los hogares, habría descendido aproximadamente un 1,2% en 2011.

La crisis sigue modificando los patrones de consumo de los ciudadanos, orientando su demanda hacia productos más básicos y hacia los de marca del distribuidor, que han visto aumentar su cuota de mercado paulatinamente hasta alcanzar el 35% en 2011, según el Kantarworld Panel.

Previsiones para 2012

Por su parte, el director general de FIAB ha señalado que el actual marco macroeconómico “obliga a ser prudentes ante la inestabilidad que vive el país” ya que, ha recordado, el consumo de los hogares representa casi el 60% de la economía española.

En relación a las perspectivas para 2012, el director general de FIAB ha indicado que “el consumo de los hogares en alimentación y bebidas seguirá mostrando signos de debilidad este año, al verse afectado por la pérdida de poder adquisitivo y la caída de la renta bruta disponible

Ha apuntado, además, que “tanto las ventas como el empleo se mantendrían en parámetros similares a los de 2011”. En el caso del empleo las cifras del sector podrían incluso aumentar ligeramente, mientras que las ventas netas podrían reducirse en un 0,72%, quedando en 83.161 millones de euros a finales de 2012.

Aquí puedes descargarte el Informe Económico 2011 de FIAB, la presentación utilizada, la nota de prensa y las imágenes del evento. Además, también puedes acceder a imágenes de video y recursos de descarga gratuita y sin derechos sobre el Informe Económico de 2011 de FIAB.