Temas etiquetados como: ‘Estrategia NAOS’

Seminario: La regulación y autorregulación de la publicidad de alimentos

5 junio, 2014

banner logo autocontrol

Ha transcurrido ya un año y medio desde el inicio de la aplicación del Reglamento (UE) 432/2012 por el que se establece la lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables. Dicha aplicación ha puesto fin a la mayoría de los periodos transitorios previstos en el Reglamento (UE) nº 1924/2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos y ha obligado a las empresas a adaptar su publicidad y etiquetado para asegurar el cumplimiento de esta normativa. Así las cosas, y con la finalidad de dar a conocer a las empresas de alimentación y de servicios asociados el alcance y contenido de las implicaciones prácticas derivadas de la aplicación de ambos Reglamentos, así como de otras normas vigentes sobre publicidad y etiquetado de alimentos, AUTOCONTROL y FIAB han organizado el seminario “La regulación y autorregulación de la publicidad de alimentos. Como novedad, el seminario incluye media jornada dedicada en exclusiva al Código de corregulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a menores y prevención de la obesidad y promoción de hábitos de vida saludables (Código PAOS).

» Leer más: Seminario: La regulación y autorregulación de la publicidad de alimentos

El sector de la alimentación y bebidas, comprometido con la promoción de hábitos de vida saludables en la infancia

28 mayo, 2014
  • La lucha contra la obesidad infantil ha de basarse en un cambio de los hábitos de vida, con la práctica de actividad física diaria y una alimentación equilibrada.
  • Existe un amplio consenso científico a nivel internacional en torno al hecho de que no existen alimentos buenos o malos, una consigna que no debemos olvidar. La responsabilidad de los padres y la educación en alimentación, resultan claves para la prevención.
  • Promover acciones de educación en fomento de estilos de vida debe ser un compromiso por parte de todos.

España se encuentra en la actualidad entre los países de Europa con una mayor tasa de obesidad infantil. Según el informe ALADINO, más del 44% de los niños y niñas de 6 a 9 años padece exceso de peso, un dato que se concreta en una prevalencia de la obesidad del 18%. Aprovechando la celebración del Día Nacional de la Nutrición, que bajo el lemaComer sano es divertido, la obesidad infantil no quiere incidir en los peligros de la obesidad infantil, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), como representante de un sector responsable de alimentar a 47 millones de españoles, quiere insistir en su preocupación por promover unos hábitos de vida saludables, basados en una alimentación equilibrada y la práctica de actividad física diaria, así como una educación desde la infancia para intentar frenar este problema.

En palabras de Carolina Muro, directora de la Unidad de Nutrición de FIAB, “existe un amplio consenso científico a nivel internacional en torno al hecho de que no existen alimentos buenos o malos, sino hábitos o estilos de vida saludables. En este sentido, añade que “la solución debe partir de una mayor educación sobre alimentación y hábitos de vida saludables desde la infancia. La concienciación y responsabilidad de padres e hijos en este ámbito es absolutamente necesaria para que el menú semanal de los menores sea equilibrado, variado y rico en los nutrientes necesarios y que sus hábitos de vida sean saludables”.

No obstante, la educación no sólo debe centrarse en inculcar pautas de alimentación, sino que, además, FIAB también quiere hacer una llamada de atención especial al preocupante aumento de sedentarismo en nuestro país, especialmente entre la población infantil, que se erige como uno de los principales factores de riesgo para la aparición de la obesidad. Según el mencionado estudio ALADINO, el 68% de los encuestados dedican hasta una hora al día entre semana a ver la televisión; mientras que uno de cada cuatro escolares dedica más de tres horas al día los fines de semana a esta actividad. En este sentido, la patronal insiste en la necesidad de impulsar la colaboración entre los agentes sociales y la Administración con el fin de poner en marcha medidas que fomenten la práctica regular de ejercicio físico, al que debe dedicarse al menos una hora diaria, según indica la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), evitando actividades sedentarias. Para ello, tanto desde la escuela, el instituto o desde otras actividades extraescolares se debe propiciar el ejercicio físico en la población infanto-juvenil para que se frene esta tendencia en auge.

En opinión de Carolina Muro, “los menores merecen una atención especial por ser uno de los colectivos más desprotegidos y donde se adquieren hábitos de vida saludables. Por ello, la política de la industria de alimentación y bebidas ha sido y sigue siendo de plena colaboración con las Administraciones Públicas y otros agentes sociales en este campo”. Además, quiso añadir que “para afrontar la obesidad debemos encontrarnos en un proceso continuo de mejora, en el que toda la sociedad está implicada, y donde no hay soluciones mágicas, sino trabajo constante y políticas activas”.

Compromiso de la industria

Desde hace años FIAB ha estado comprometida con la lucha contra la obesidad infantil involucrándose activamente en iniciativas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física, Prevención de la Obesidad y Salud),  cuyo fin es sensibilizar a la población del problema que la obesidad representa para la salud e impulsar todas las iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y jóvenes, adopten hábitos de vida saludables.

Asimismo, también se han hecho progresos en la autorregulación de la publicidad adaptada al público infantil a través de la creación del Código PAOS, que desde su puesta en marcha en 2006 ha demostrado su utilidad y la responsabilidad de la industria, que se autorregula. Este código establece un conjunto de reglas para guiar a las compañías adheridas, – el 97% de empresas que invierten en publicidad dirigida a menores de 12 años- a desarrollar sus mensajes publicitarios dirigidos a menores para que promuevan estilos de vida saludables, en los que la alimentación, el ejercicio físico y un entorno saludable juegan un papel esencial para prevenir la obesidad infantil.

Desde su implantación, que desde 2013 también se ha extendido a internet y se ha ampliado a los sectores de la distribución y restauración, se ha mejorado notablemente la calidad de la publicidad de los alimentos destinada al público infantil y se han reducido las reclamaciones por infracciones en dicha publicidad (entre enero y noviembre de 2013 se presentaron sólo 2 reclamaciones).

La apuesta por la innovación

El sector alimentario español y la comunidad científica en ámbitos relacionados con ciencias de la vida se encuentran entre los más capacitados del mundo para aportar soluciones a los retos de la alimentación. En este sentido, gracias a la I+D+i impulsada por la industria de alimentación y bebidas, se está trabajando en la reformulación de sus productos. Ejemplo de ello es que actualmente más del 75% de la categoría de patatas fritas y snacks se elaboran ya con aceites con alto contenido en ácidos grasos insaturados como el de oliva, girasol alto oleico o maíz. Además, un 25 % de los yogures del mercado, en los últimos 7 años, han reducido un 40 % el contenido de grasa; mientras que el 55% del volumen total del mercado de los platos con base de carne han reducido la cantidad de grasas trans en un 75%. Además, la categoría de bebidas refrescantes light o sin calorías alcanzan el 30% de la producción total del sector; y en los últimos 30 años el aporte de calorías por litro de bebida se ha reducido de media más de un 30%. También el 56,20% del volumen total del mercado de salsas ha reducido un 30,17% la cantidad de sodio.

Puedes descargarte la nota de prensa enviada a los periodistas aquí.

VII Premios Estrategia NAOS

22 abril, 2014
Imagen_Fallo_VII_Premios_Estrategia_NAOS5

Jurado de los VII Premios Estrategia NAOS

En su edición de 2013, los Premios concedidos por la Agencia de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, AECOSAN, han reconocido, entre otros, la labor de empresas de la industria de alimentación y bebidas como Mondelez InternationalEuropastry, Nestlé y Gallina Blanca; en unos galardones que pretenden impulsar iniciativas que fomenten la prevención de la obesidad y otras enfermedades crónicas derivadas, mediante una alimentación saludable y la práctica regular de actividad física.

Mondelez International se ha hecho con el Premio Estrategia NAOS a la promoción de una Alimentación Saludable en el Ámbito Escolar por el Programa TAS (Tú y Alicia por la Salud), presentado por la Fundació Alicia de Cataluña y la Fundación Mondelez Internacional.

Europastry ha conseguido el Premio Estrategia NAOS a la Iniciativa Empresarial con su proyecto “Panes reducidos en sodio y enriquecidos en potasio”, consistente en la elaboración de pan reducido en sal en una serie de productos que ya existían en el mercado. El fabricante de masas congeladas sustituye mediante esta iniciativa el 0,5% de sal sobre harina (sobre un total de 1,8%). Si tomamos como referencia el consumo medio por persona, este cambio supone una reducción de la ingesta de sal correspondiente a medio gramo diarios.

Gallina Blanca, por su parte, ha obtenido el primer accésit de la modalidad “Iniciativa Empresarial” con su “Plataforma nutrición y salud Gallina Blanca Star: Ayudando a cuidarte”. Ésta se enmarca en su estrategia de investigación, innovación y compromiso con la salud de los consumidores.

Por último, la propuesta “Los 10 compromisos nutricionales de Nestlé” ha sido reconocida con el segundo accésit de la categoría “Iniciativa Empresarial”. El proyecto se centra en la reformulación del perfil nutricional de los productos de Nestlé, la información y la comunicación responsable al consumidor, la divulgación científica a los profesionales de la salud y la promoción de hábitos saludables entre las familias.

En total, se habían presentados 140 proyectos esta convocatoria, de los que se seleccionaron 40 finalistas para la evaluación del jurado.

Es posible consultar la relación de premiados aquí.

Reconocimiento al mérito, el buen hacer y el compromiso con el sector de alimentación y bebidas

18 junio, 2013
De izqda. a dcha.: Mercedes Jiménez Morán, hija de José Antonio Jiménez, Marta Colomer y Pilar Ayuso.

De izqda. a dcha.: Mercedes Jiménez Morán, hija de José Antonio Jiménez, Marta Colomer y Pilar Ayuso.

Este año no queremos dejar de compartir convosotros la entrega de nuestros Reconocimientos anuales a aquellas personas que han destacado en el último año por su labor y compromiso con el sector de la alimentación y bebidas, durante la celebración del almuerzo de nuestra Asamblea General del 23 de mayo. Así, hemos querido poner en valor el mérito y buen hacer de profesionales y empresas de esta industria y de sus interlocutores en los poderes públicos y en la sociedad civil y, por otro, inspirar con ese ejemplo de excelencia a los mismos.

A título póstumo, hemos reconocido el “impecable trabajo” realizado por José Luis Jiménez, quien fuera gerente de la Asociación Española de Mayoristas Importadores, Exportadores y Transformadores de Productos de la Pesca y de la Acuicultura (CONXEMAR). El director general de FIAB, Horacio González Alemán, quiso destacar su relación con la Federación “siempre muy cercana, ya que ha compartido con nosotros los inicios de nuestra organización y la ha ayudado a crecer hasta lo que ahora es”. También quiso reseñar “su constante disposición y su continua sonrisa, que han hecho que tengamos de él un recuerdo inmejorable e imborrable”.

El segundo Reconocimiento otorgado este año por la Federación ha recaído en Marta Colomer, directora de marketing de Nutrexpa, que desde su puesto como Responsable del Grupo de Marketing y Publicidad de la Task Force Renovación Naos de FIAB, ha aportado un gran impulso a esta tarea tan importante para la Federación como es la contribución a la lucha contra la obesidad infantil; en concreto en el proceso de renovación del Código PAOS de corregulación de la publicidad de alimentos y bebidas para menores. En palabras de González Alemán, “Marta Colomer ha demostrado su generosidad volcándose en la defensa de intereses comunes por encima de los particulares en beneficio de todos. Además, ha trabajado para hacer de esta iniciativa de corregulación publicitaria un proyecto vivo, que crece y mejora con el tiempo adaptándose a la realidad social, como demuestra la inclusión de internet y su adopción también por parte de la distribución y la restauración con el apoyo de Autocontrol a finales del año pasado”.

En tercer lugar, desde la Federación se entregó un Reconocimiento a Pilar Ayuso, eurodiputada del Grupo del Partido Popular, tras haber sido directora general de la Industria Alimentaria. Concretamente, el director general de FIAB, quiso resaltar especialmente “su dedicación a la Industria Alimentaria, su disposición a entender nuestras sensibilidades y la consecuente defensa de nuestros intereses en Europa. Pilar Ayuso – continuó- ha sabido poner en relieve la contribución de este sector a la economía y la sociedad ”.

 

Aquí puedes ver las imágenes de los Reconocimientos FIAB.

ABC: ¿Te has fijado cómo ha cambiado la publicidad de alimentos para niños?

16 mayo, 2013

El diario generalista ABC ha publicado un artículo de Laura Peraita en el que se explican  los principales cambios que ha habido en los últimos años en los anuncios de alimentación para niños a causa de la aplicación del Código PAOS de autorregulación de la publicidad de alimentos dirigida a menores, prevención de la obesidad y salud, un ejemplo del trabajo que la industria de alimentación y bebidas realiza día a día a favor del consumidor y, en concreto, de los más pequeños. Te invitamos a leerlo:

Fuente: ABC.es

Fuente: ABC.es

 

¿Te has fijado cómo ha cambiado la publicidad de alimentos para niños?

LAURA PERAITA. Ya no aparecen deportistas, ni famosos, ni personajes de ficción anunciando comida ni bebida para ellos, ¿sabes por qué?

Afortunadamente en publicidad no existe el «todo vale», medida muy a tener en cuenta sobre todo cuando se dirige a un público infantil. Durante los últimos años hemos asistido a un cambio importante en los anuncios impresos, televisados y, desde hace no mucho en internet: ya no son deportisitas, ni personajes famosos los que anuncian productos alimenticios, ni aparecen héroes de ficción dotando de superpoderes a los pequeños que consumen una determinada bebida, tampoco salen niños tumbados y comiendo de manera compulsiva un determinado producto.

Conscientes de que la infancia es un periodo vital para el desarrollo de buenos hábitos, y de que los más pequeños de la casa son los más maleables ante los mensajes externos que recibe, la industria alimentaria, junto con las autoridades públicas competentes, decidió crear hace ahora ya siete años el Código PAOS (Código de Autorregulación de la Publicidad de Alimentos Dirigida a Menores, Prevención de la Obesidad y Salud) para autorregularse y establecer una publicidad responsable sobre productos de alimentación y bebidas para los más pequeños, de hasta 12 años de edad.

Esta medida se ha subido al tren tecnológico y ha avanzado a la misma velocidad para aportar a los niños mayores garantías de seguridad en la publicidad de internet. Por ello, el Código PAOS se aplica desde hace poco también a la red, y se amplía su protección hasta los 15 años, ya que es a partir de los 12 cuando comienzan a utilizar Internet de forma generalizada.

Principales ejes de protección

—Este código establece para las compañías firmantes, que la publicidad dirigida a menores en televisión, medios impresos, y ahora también en internet, no promueva o presente hábitos de alimentación o modos de vida poco saludables, tales como comer o beber de forma inmoderada, excesiva o compulsiva, ni presente de forma condescendiente hábitos de vida sedentarios.

En cambio, se procura que los anuncios transmitan mensajes positivos para los menores, evitando minusvalorar la importancia de hábitos de vida saludables, tales como el mantenimiento de una alimentación variada, equilibrada y moderada, o la realización de actividad física. Se convierte así en otra de las herramientas que apoyan la lucha contra la obesidad infantil.

—Por eso, desde hace tiempo, podemos observar que los anuncios de alimentación y bebidas han dejado de utilizar famosos deportistas, presentadores de programas infantiles o personajes de ficción salidos de sus programas o juegos favoritos como prescriptores de los productos, ya que para ellos son en muchas ocasiones vistos como héroes y, por tanto, figuras a las que hay que imitar hagan lo que hagan.

—Tampoco ahora vemos a niños consumiendo los productos sin ningún control, recordando así que se puede comer de todo, pero siempre que se haga de manera moderada y acompañándolo de ejercicio físico. En este sentido, ya no aparecen pequeños que muestren vidas sedentarias, evitando escenas tales como las de niños «tirados» en el sofá, y sí, en cambio, se les puede ver practicando deporte o disfrutando de juegos al aire libre, por poner un ejemplo.

—Además, se evita mostrar que un determinado producto puede aportarles «superpoderes», como fortaleza, estatus, popularidad, crecimiento, habilidad o inteligencia, tampoco compararlo con productos similares, y menos aún, crearles expectativas inalcanzables o que exploten su ingenuidad a la hora de distinguir entre fantasía y realidad. También se huye del uso de cualquier elemento que pueda asustarlos, o del uso de descripciones de violencia gratuita ni presentaciones excesivamente agresivas.

A pesar de que Internet puede resultar en ocasiones inseguro, se ha logrado establecer un sistema que hace factible el control sobre la publicidad dirigida a niños en Internet.

Orígenes del Código PAOS

Fue en 2005 el Ministerio de Sanidad, la AESAN y FIAB, dentro de la Estrategia NAOS (nutrición, actividad física, prevención de la obesidad y salud) firmaron un primer Código de Autorregulación que establecía las reglas que rigen el desarrollo, ejecución y difusión de los mensajes publicitarios dirigidos a menores de 12 años en medios impresos. En 2010, se dio un paso más, incluyendo el medio televisivo en el autocontrol de los anuncios sobre alimentación y bebidas.

Los buenos resultados de este Código en la mejora de la publicidad dirigida a este segmento de la población, especialmente sensible, y al que se han acogido voluntariamente casi la totalidad de las empresas anunciantes, con un cumplimiento del 95%, han permitido seguir apostando por la autorregulación, que ha llevado a Autocontrol -organismo encargado de revisar los anuncios antes de que sean emitidos- a atender casi 3.000 consultas sobre anuncios dirigidos a menores antes de ser emitidos.

En esta nueva etapa del Código PAOS, restauración, hostelería y la distribución se han sumado también al proyecto. Lo que se espera ahora, de cara al futuro, es que todas las empresas, implicadas en el consumo de alimentos y bebidas para menores, suscriban el Código PAOS.

Otra iniciativa que se ha desarrollado recientemente es el bautizado Plan HAVISA para la promoción de hábitos de vida saludables en la población española, impulsado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Fundación Alimentum y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

A través de este Plan, 24 de las principales empresas del sector de alimentación y bebidas, que reúnen a 400 marcas, se comprometieron a incluir en su publicidad, durante todo este año, un mensaje cada mes para fomentar “una alimentación variada, equilibrada y moderada y a la práctica regular de actividad física”, en consonancia con la filosofía de la Estrategia NAOS. Este acuerdo garantiza un mínimo de seis impactos diarios de media por persona durante 2013, que equivalen a 2.300 minutos de programación al mes.

Y no son sólo iniciativas relacionadas con la publicidad. También se desarrollan labores de reformulación, o iniciativas de mejora de la composición de alimentos y reducción de sal, azúcares y grasas; innovación para abastecer de nuevos productos que satisfagan las demandas de los consumidores; información del consumidor y búsqueda del rigor en la información trasmitida, o fomento de la práctica regular de actividad física, entre otras labores.