Temas etiquetados como: ‘envases’

La continua minimización del impacto ambiental de los envases, un reto para la industria de alimentación y bebidas

12 junio, 2014
Pincha en la imagen para ver todas las fotografías del Envifood Meeting Point.

Pincha en la imagen para ver todas las fotografías del Envifood Meeting Point.

  • María José Delgado, Subdirectora General de Residuos del MAGRAMA, ha destacado la necesidad de pasar de una economía lineal basada en producir, consumir y tirar a una economía circular que contemple la reutilización y el reciclaje.
  • Los expertos coinciden en que es necesaria una metodología común en la Unión Europea para medir el impacto medioambiental de los productos.
  • El congreso Alimentamos un futuro sostenible: Retos ambientales de la Industria Alimentaria a 2020 se celebra del 11 al 13 de junio en IFEMA.

Como parte de su firme compromiso con el medio ambiente, la industria de alimentación y bebidas vuelca sus esfuerzos en mejorar la gestión de los residuos que produce para reducir lo posible el impacto ambiental de los mismos.

Actualmente, la mayoría de los residuos generados por este sector son residuos de envase (papel y cartón, plásticos, madera, etc.); que juegan un papel esencial en la seguridad, calidad, seguridad y vida útil de los alimentos, y constituyen el soporte principal para comunicar a los consumidores la información relevante sobre cuestiones tales como las condiciones de uso o almacenamiento, la información nutricional o la lista de ingredientes.

Las industrias de alimentación y bebidas de España llevan muchos años desarrollando e implementando estrategias para minimizar el impacto medioambiental de los envases puestos en el mercado. Esta optimización del envasado se compatibiliza con los requisitos derivados de la necesidad irrenunciable de mantener la calidad y seguridad alimentaria de los productos a lo largo de toda su vida útil.

Ese papel protagonista del envase es lo que ha hecho que Minimizar el impacto ambiental de los envases sea uno de los cinco retos de la industria en materia medioambiental a 2020.

» Leer más: La continua minimización del impacto ambiental de los envases, un reto para la industria de alimentación y bebidas

El impacto de los envases en la sociedad a debate

4 julio, 2013
  • Envase y SociedadEl papel social y económico del envase es indiscutible y cobra especial relevancia en la preservación y protección del producto, además de ser imprescindible para su comercialización.
  • La innovación, a través del uso de materiales activos e inteligentes, permite alargar la vida de los productos, garantiza su calidad y seguridad, y maximizando su aprovechamiento.
  • El estudio Envase y Sociedad: nuevos envases larga vida, presentado en la Jornada, señala que el 56% de los consumidores lo que más valoran de los envases es el hecho de que ‘mantienen la seguridad e higiene de los productos’

Hace unos meses comunicamos en este blog la creación de la Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases, una iniciativa orientada a poner en valor el ciclo de vida de los envases y su contribución, desde el punto de vista social y económico, al conjunto de la sociedad.

Enmarcada en la estrategia de trabajo de la Plataforma, se ha celebrado la I Jornada Envase y Sociedad, un foro que pretende convertirse en una cita habitual para que ciudadanos, consumidores, organizaciones e instituciones puedan poner en común sus opiniones y puntos de vista respecto al ciclo de vida de envases y embalajes.

En este marco se ha presentado el estudio Envase y Sociedad: nuevos envases larga vida de la mano de Carlos Martínez Orgado, portavoz de la Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases. El informe analiza las principales cuestiones sociales por las que existen y son necesarios los envases, así como las innovaciones y avances tecnológicos que se han producido en este ámbito y cómo han impactado en la sociedad.

El envase ha adquirido un papel fundamental a lo largo de nuestra historia en cuanto a que permite preservar y proteger el producto, además de ser imprescindible para su comercialización, como garantía de que éste llegue en perfectas condiciones (de calidad, seguridad, funcionalidad, etc.) al consumidor.

En este sentido, contener, proteger, conservar, distribuir y transportar, responder a las demandas del consumidor, así como informar, permitir la trazabilidad y garantizar la seguridad, han de ser las funciones esenciales de cualquier envase.

Innovación: envases activos e inteligentes

Por otra parte, tanto en el estudio como a lo largo de la Jornada se han analizado también las innovaciones y nuevas tecnologías aplicadas a los envases con el fin de adaptarse a las nuevas necesidades de los consumidores.

El uso de materiales activos e inteligentes, conocidos como Smart Packaging, una tendencia creciente de los últimos años, pretende mejorar de manera continuada la funcionalidad de los envases. Esto supone alargar la vida de los productos, garantizando su calidad y seguridad, así como su máximo aprovechamiento.

Esta nueva tipología de envases nos ayuda a conocer la calidad del producto o los sucesos que han marcado su procesado, avisando del posible mal estado o degradación, así como de cualquier error en el mantenimiento, transporte o distribución. Con el desarrollo de esta nueva generación de envases se minimizan aspectos que pueden afectar a la seguridad alimentaria del consumidor. Ejemplo de ello son los envases que alertan sobre la ruptura de la cadena de frío de un producto.

Por su parte, los envases activos son aquellos a los que se les añade intencionadamente un componente que permita quitar o introducir determinados elementos en los alimentos, para mejorar su conservación. Ejemplo de envase inteligente son aquellos que previenen la humedad.

La percepción del consumidor hacia los envases

El consumidor tiene también su espacio en el estudio. Así, el mejor conocimiento de sus necesidades diarias permite optimizar las funciones de los envases, alargando la vida de los productos y mejorando las condiciones de calidad y seguridad alimentaria. Para ello, se han utilizado los datos de uno de los estudios de referencia en la Unión Europea, realizado por Defra (Department for Environment, Food and Rural Affairs) este mismo año, y que recoge las percepciones y actitudes de los consumidores europeos sobre los envases y su impacto en la vida de los ciudadanos.

Entre las conclusiones obtenidas cabe destacar que los consumidores que tienen una percepción más positiva sobre los envases son los que los identifican con una manera de mantener los productos más frescos. De hecho, las ventajas que más destacan son: “mantiene la seguridad e higiene del producto” (42%), “suministra información importante en el etiquetado” (37%) y “protege los alimentos desde la fábrica a la tienda y en el camino al hogar” (el 36%).

En cuanto a la percepción de los europeos sobre la innovación, destaca que el 56% conoce los envases de “abrir y cerrar” y el 40% sabe de aquellos que mantienen el producto fresco por más tiempo. También son populares los envases reciclables (40%), así como los divisibles (32%).

Si nos centramos en las edades, los consumidores más jóvenes dan mayor importancia al envase que alarga la vida del producto (48% de entre 18 y 34 años, frente al 35% de los mayores de 55 años) y prefieren el envase que es más fácil de almacenar (el 28% de entre 18 y 34 años, frente al 14% de quienes tienen más de 55 años).

Otra de las conclusiones fundamentales de este análisis es que aquellos participantes más satisfechos con los sistemas de reciclado tenían una aproximación más positiva hacia el envase, ya que podrían desprenderse de él de un modo ambientalmente neutro.

La Jornada

La I Jornada Envase y Sociedad ha contado también con la participación de Diego Carcedo, presidente de la Asociación de Periodistas Europeos.

Asimismo, se ha celebrado una mesa redonda que bajo el título Envase y Estilo de vida se ha debatido acerca de cómo los envases influyen en el día a día de los consumidores. Este debate ha sido moderado por Luis Guijarro, periodista especializado en medioambiente, y ha contado con la participación de Gustavo Samayoa, presidente de FUCI (Federación de Usuarios Consumidores Independientes);  Encarnación Rodríguez Hurtado, catedrática de tecnología ambiental de la Universidad Politécnica de Madrid; Jorge Lorenzo, responsable de Aguas, Envases y Medio Ambiente del CNTA (Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria); Manuel Bertomeu, director general de Barcelona Institute of Packaging; y Pedro Espina, Chef y propietario del restaurante SOY.

 Envase y Sociedad asistentes

Acerca de La Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases

Como hemos comentado, la Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases tiene como principal objetivo poner en valor el ciclo de vida de los envases a través de los beneficios sociales y económicos que aportan al conjunto de la sociedad. Asimismo, la Plataforma aspira a convertirse en un punto de encuentro en el que ciudadanos y consumidores, entidades, organizaciones e instituciones de todos los ámbitos, puedan compartir conocimiento y desde donde ofrecer información acerca de los avances que se producen, de manera constante, en la gestión sostenible de los envases.

La Plataforma está integrada por empresas, organizaciones y asociaciones, que participan de forma directa o indirecta en alguno de los pasos del ciclo de vida del envase desde la investigación, el diseño, la fabricación, el llenado y la distribución, hasta su recogida y reciclado, incluyendo también al propio consumidor, incidiendo en el aspecto de sostenibilidad a lo largo de todos los procesos.

Además, aquí puedes ver el decálogo que suscribieron todos los firmantes de la Plataforma.

Nace la Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases

10 abril, 2013

  • Con la vocación de convertirse en un foro de participación y opinión abierto a ciudadanos, consumidores, organizaciones e instituciones
  • La protección del producto, de la salud y seguridad del consumidor o su adaptación a nuestras necesidades y hábitos de consumo son algunos de los beneficios que aportan los envases al conjunto de la sociedad
  • El ciclo de vida de un envase abarca desde el diseño mismo del envase, su funcionalidad, la elección de materiales para su producción, su recuperación y reciclado, y su conversión en un nuevo envase, producto o recurso, iniciando así de nuevo el ciclo

Desde FIAB hemos participado en la presentación de la Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases. Una iniciativa orientada a poner en valor el ciclo de vida de los envases y su contribución, desde el punto de vista social y económico, al conjunto de la sociedad.

El acto ha contado con la participación de Guillermina Yanguas, Directora General de Calidad, Evaluación Ambiental y Medio Natural del MAGRAMA, y Carlos Martínez Orgado, como portavoz de La Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases.

La Directora General ha señalado “el importante papel que puede jugar esta Plataforma por la Sostenibilidad del Envase en la tarea de sensibilizar al ciudadano en la prevención de la generación de residuos y en su correcta separación y gestión una vez generados“.

La Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases tiene como principal objetivo convertirse en un punto de encuentro en el que ciudadanos y consumidores, entidades, organizaciones e instituciones de todos los ámbitos, puedan compartir conocimiento y desde donde ofrecer información acerca de los avances que se producen, de manera constante, en la gestión sostenible de los envases.

En palabras de Carlos Martínez Orgado, portavoz de la Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases, “a través de la experiencia y conocimiento de todos los que formamos actualmente esta iniciativa, y de todas las entidades que se sumen a la Plataforma por la Sostenibilidad de los Envases, queremos ser referente y divulgador de los avances e innovaciones que se han producido, y se producen de manera constante, en la vida de los envases”.

La Plataforma nace con el objetivo de que todas las partes implicadas en la vida de los envases tengan un espacio común, donde poner de manifiesto cualquier inquietud, y enriquecer el intercambio de experiencias y buenas prácticas en la mejora continua de todos los procesos de vida del envase.

El ciclo de vida de un envase se inicia con el diseño del propio envase, su funcionalidad, producción, llenado y distribución, pero no termina en su recuperación y reciclado. Sino que es aquí donde se inicia la gestión sostenible de los envases para convertirlos de nuevo en recursos, en forma de envase, producto, de energía,… y volver a empezar así el ciclo.

Los beneficios sociales y económicos de los envases

La totalidad de los envases que nos encontramos en el mercado tiene una finalidad específica y ofrecen al consumidor una serie de beneficios, tanto desde el punto de vista social y de la salud, como desde el punto de vista económico.

En este sentido, los envases contribuyen a conservar mejor y por más tiempo los productos y controlar su trazabilidad, con lo que esto supone tanto para la protección de la salud del consumidor, como para la seguridad del propio producto, sea cual sea su utilidad. Pero además, los envases se adaptan a las necesidades de los consumidores y a sus hábitos de consumo. Esto permite optimizar las cantidades de producto que los ciudadanos están dispuestos a consumir o utilizar en un momento determinado.

Esto supone que la responsabilidad ambiental de los envases ha de estar presente a lo largo de todo este ciclo de vida, y únicamente una constante innovación permite ofrecer envases que responden a las necesidades de cada tipo de consumidor, a la vez que son cada vez más sostenibles y fáciles de reciclar.

La sostenibilidad desde la prevención

Los residuos, entre ellos los de envases, son un desafío medioambiental, social y económico, y deben ser considerados una fuente de recursos. Por esta razón, la Plataforma busca fomentar que la prevención de su generación y su gestión ambiental sean prioritarios en cualquier estrategia empresarial y política medioambiental. Esto se consigue a través de las medidas de prevención, que incluyen no sólo la optimización del diseño y materiales sino también la formación e información de consumidores y ciudadanos, para conseguir reducir al máximo el uso de los recursos.

Según Carlos Martínez Orgado, “fomentar y consolidar el esfuerzo por parte de todos los agentes -entidades, organizaciones, instituciones, empresas y ciudadanía- es primordial para seguir mejorando en la gestión sostenible de los residuos de envases, siempre con el objetivo último de reducir estos residuos y optimizar el uso de los recursos existentes”.

Desde 1998 las empresas españolas han implementado más de 34.500 medidas de prevención, logrando ahorrar más de 9,5 millones toneladas de materias primas. Además, gracias a estas medidas de prevención y el reciclado de residuos de envases se ha logrado superar la cifra de 21,7 millones de toneladas recicladas, lo que ha permitido el ahorro de 25,1 millones de MWh de energía, 314 millones de m3 de agua y 15 millones de toneladas equivalentes de emisiones de CO2.

Los integrantes de la Plataforma son:

integrantes

Finalmente, durante el lanzamiento de la Plataforma se ha presentado un decálogo que suscriben todos los integrantes. Puedes verlo y descargártelo aquí:



 

 

El impuesto de envases balear castiga los productos de primera necesidad y de consumo turístico

15 marzo, 2013
Los participantes en la rueda de prensa.

Los participantes en la rueda de prensa.

  • El turismo, principal motor económico de las islas, sufrirá un descenso de facturación, el cierre de negocios y la pérdida de empleos
  • Las cargas fiscales y burocráticas del nuevo impuesto dañan la competitividad de las empresas baleares y les sitúa en una posición de clara desventaja frente a las del resto de España

El nuevo impuesto sobre envases de Baleares pretende corregir el déficit público de las Islas a costa de penalizar los productos básicos de alimentación y de consumo turístico, aquellos que compran todos los días las familias y los turistas de las Islas. Además, el castigo fiscal y las cargas burocráticas asociadas a este tributo sitúan a las empresas de Baleares en una posición de desventaja competitiva, que se traducirá en pérdidas de inversión y empleo.

Este impuesto sobre los envases no tiene en cuenta el valor del contenido (bebida o alimento), por lo tanto introduce una mayor carga fiscal sobre los productos más económicos. Es decir, aquellos de primera necesidad y consumo frecuente tanto en los hogares como fuera del hogar, como son el agua, la leche, la cerveza, los zumos o las bebidas refrescantes soportarán proporcionalmente un tipo de gravamen más alto.

Este castigo fiscal sobre el consumo de productos básicos no sólo drena rentas y recursos de los hogares, también lastra la competitividad de la distribución comercial, la industria, el turismo y la hostelería de Baleares. En primer lugar, porque añade un incremento injustificado de los costes indirectos de las empresas, en un momento económico extremadamente delicado. En segundo lugar, porque este tributo impone un entramado de cargas burocráticas (contabilidad, gestión, liquidación) que encarecen los costes de administración de los negocios. En tercer lugar, con este impuesto el Gobierno de Baleares se desmarca de los esfuerzos de la Administración central para garantizar la unidad de mercado, simplificar y reducir el coste de las cargas administrativas. De hecho, el tributo sitúa en una clara desventaja competitiva a las empresas de las islas frente a las que operan en otros territorios.

Esta discriminación de las empresas insulares es más palpable si cabe en el sector turístico, principal motor económico de las Islas. El nuevo tributo sobre envases afectará a 7.000 establecimientos y 13.000 puestos de trabajo. Su impacto sobre los costes de las empresas y la facturación puede acarrear el cierre de hasta 200 locales y la pérdida de más de 500 empleos en el sector de la restauración.

Es necesario poner de manifiesto que el impuesto no busca la protección del medioambiente, un objetivo plenamente compartido por las empresas, ya que en ningún momento se valoran los pasos que han dado en eficiencia energética y reducción, recuperación y valorización de envases y que está dando excelentes resultados sin incrementar la presión fiscal. Los envases afectados por este impuesto ya contribuyen económicamente a través del Punto Verde para asegurar la correcta gestión de residuos. De modo que es un tributo con un fin puramente recaudatorio y no medioambiental. Y aunque su efecto inmediato sobre la recaudación ayudará a ajustar parte del déficit autonómico, no podrá evitar a medio plazo los graves daños que causará sobre la inversión de las empresas, la creación de empleo, el consumo de las familias y, por tanto, la pérdida de ingresos en otros impuestos ligados a la actividad, como el IVA, el IRPF, Sociedades, Cotizaciones Sociales, licencias de terrazas, etc.

Los sectores afectados han trabajado intensamente los últimos cinco años para buscar soluciones a la crisis. Han afrontado cambios internos para ser más productivos, mejorar la oferta, mantener en la medida de lo posible el empleo y ayudar a la reactivación del consumo. Impuestos como el de envases o el nuevo tributo sobre grandes superficies, además de injustificados e insostenibles, neutralizan estos esfuerzos de las empresas para ser más competitivos y lastran la capacidad del tejido productivo para salir de la crisis.

La recuperación vendrá de la mano de la creación de puestos de trabajo y éstos no se pueden crear si las administraciones públicas siguen aprobando impuestos nacionales, autonómicos y tasas locales que malgastan recursos destinados a la creación de puestos de trabajo.

Logos organizaciones

Industria alimentaria, distribución, turismo y hostelería, y los sistemas integrados de gestión de envases se personarán en el Parlament Balear en contra de la tasa sobre envases

1 marzo, 2013

Todo el sector empresarial implicado en el proceso de fabricación, distribución y gestión de envases está de acuerdo en oponerse totalmente a la tasa sobre envases de bebidas que ha remitido el Govern de Illes Balears al Parlamento autonómico.

En los últimos dos meses todo el sector unido se ha dirigido al Vicepresident José Ignacio Aguiló dándole argumentos técnicos, jurídicos y económicos para justificar por qué esta iniciativa resultaba ilegal y contraproducente.

En el texto final del anteproyecto de Ley de Medidas Tributarias para la Sostenibilidad Financiera de la Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears, se ha mantenido la tasa sin apenas modificaciones respecto al anteproyecto que había elaborado el Govern.

Por este motivo, se va a remitir un informe a todos los grupos parlamentarios presentes en la Cámara en nombre de las Asociaciones representativas a nivel nacional y autonómico de los sectores del comercio (CEC, ANGED, ASEDAS, ACES) de la industria alimentaria y de bebidas (FIAB) de la hostelería y restauración (FEHR y Asociación Empresarial de Restauración de Mallorca) y de los sistemas integrados de gestión de envases (ECOEMBES y ECOVIDRIO).

En este informe se va a denunciar ante los grupos parlamentarios que la tasa sobre envases tiene un fin meramente recaudatorio y que no tiene finalidad ambiental.

En el informe que se les va a presentar a los grupos políticos se pone de manifiesto también los efectos muy negativos que la tasa puede tener sobre la hostelería y el turismo y la pérdida de competitividad para todos los sectores económicos.