Temas etiquetados como: ‘azúcar’

¿Puede el agua con azúcar quitar las agujetas?

29 mayo, 2015

FM-cabecera11

  • Las agujetas se producen por unas micro roturas fibrilares del músculo que dan lugar a una inflamación posterior que es lo que produce dolor
  •  Algunos métodos para evitar las agujetas son: un buen calentamiento e ir regulando la intensidad del ejercicio

Las visitas al gimnasio aumentan de forma considerable de cara a la llegada del verano. Una práctica muy sana que, sin embargo, puede acarrear consecuencias molestas como son la aparición de las temibles agujetas si no tomamos alguna medida previa. Uno de los remedios caseros más extendidos para acabar con estos dolores musculares siempre ha sido consumir un vaso de agua con azúcar, un consejo que, sin embargo, no funciona como se pensaba y ha pasado a formar parte de uno de los falsos mitos más populares.

En primer lugar, para acabar con este mito, hay que recurrir al origen de las agujetas. Hasta el momento, según advierte Carolina Muro, Directora de la Unidad de Nutrición de FIAB, “la aparición de éstas estaba relacionada con la cristalización del ácido láctico en el músculo. Sin embargo, las diferentes investigaciones han demostrado que estos dolores musculares de origen retardado nada tiene que ver con este motivo”.

Precisamente éste es una muestra de los falsos mitos que pretende desterrar FIAB, con la ayuda de varios expertos y nutricionistas, a través de la campaña “Licencia para comer”, enfocada a acabar con falsos mitos arraigados en la población sobre determinados alimentos y que tiene su propio espacio en Radio 5 Todo Noticias de RNE.

Beatriz Maroto, investigadora del Grupo ImFine del Instituto Nacional de Educación Física de la Universidad Politécnica de Madrid, define lo que son realmente las agujetas: Son ese dolor que hemos tenido todos alguna vez después de realizar ejercicio y se ha demostrado que lo que realmente sucede es que se producen unas micro roturas fibrilares del músculo que dan lugar a una inflamación posterior que es lo que produce dolor”. Por tanto, ¿de dónde procede la idea errónea de que una mezcla de agua con glucosa puede ayudar a disminuir la inflamación de nuestros músculos? La investigadora deportiva aclara que este pensamiento tan común proviene de relacionar la aparición de las agujetas con el ácido láctico, ya que en el caso de que se cristalizara en el músculo, la idea de tomar agua con azúcar podría reducirlas.

Los expertos coinciden en que no existe una fórmula mágica para eliminarlas pero sí recomendaciones que ayuda a evitarlas: “Si queremos prevenir las agujetas hay que hacer un buen calentamiento antes del entrenamiento. Si llevamos mucho tiempo sin hacer ejercicio físico o no lo hemos hecho nunca, lo mejor es empezar con un ejercicio suave de baja intensidad e ir aumentándolo poco a poco hasta que nuestro cuerpo se adecue al ejercicio” aconseja la investigadora del grupo InFine.

Independientemente de la intensidad del ejercicio, Carolina Muro, recuerda que una alimentación equilibrada y una correcta hidratación tanto antes como después de realizar cualquier ejercicio físico, independientemente de su intensidad, es fundamental y con mucha probabilidad reducirán la intensidad de esas inflamaciones que llamamos agujetas. No obstante, si seguimos todos estos consejos y no podemos evitar sufrir las agujetas, existen métodos para reducir sus efectos.

En este sentido, la experta deportiva nos desvela alguno de estos antídotos, que nada tienen que ver con el agua con azúcar. “Lo más recomendable es reposar. En los casos más agudos, también se puede tomar antinflamatorios no esteroideos. Los masajes también pueden ser beneficiosos para que estas desaparezcan. Incluso existe la teoría de que hacer ejercicio físico del mismo tipo que las provocó  aumentará el riego sanguíneo en la zona y un mayor aporte de nutrientes al músculo, por tanto la recuperación será más fácil”.

En conclusión, realizar cualquier tipo de actividad física es muy importante para nuestra salud, pero es fundamental hacerlo con moderación. Un buen calentamiento y una actividad física acorde a nuestras capacidades pueden ser una buena opción para evitar las agujetas.

En los últimos años han calado en la opinión pública falsos mitos sobre la alimentación que no tienen base científica. FIAB y RNE han puesto en marcha “Licencia para comer”, un microespacio informativo donde, con la ayuda de expertos, se desmontarán estas falsas creencias. Podrás escucharlo los martes en Radio 5 (16.55h) y los miércoles (1.45 a.m.). Además, estaremos en las agencias, las redes sociales y www.infoalimenta.com. ¡Súmate a la alimentación con cabeza!

El azúcar aporta, al igual que el resto de carbohidratos, solo 4 kilocalorías

26 diciembre, 2014

cabecera falsos mitos recortada

  • El papel del azúcar en la alimentación va más allá de sus funciones más conocidas de aporte de dulzor y energía. Es un conservante natural y sobre todo es fundamental para el correcto funcionamiento del cerebro, los músculos y el sistema nervioso.
  • Responsabilizar a un único alimento del problema de la obesidad es una visión simplista y sobre todo errónea. La obesidad es un problema sistémico (el que intervienen numerosos factores) cuyo principal responsable es el exceso de energía y el desequilibro entre lo que comemos y la energía gastada.

El azúcar es uno de los alimentos que más controversia genera entre la opinión pública y uno de los motivos es el frecuente debate sobre si su consumo puede provocar la aparición de sobrepeso y obesidad. Sin embargo, la evidencia científica cuestiona esta afirmación y otorga al azúcar un importante papel como fuente de energía para el correcto funcionamiento del organismo.

Según explica la doctora Samara Palma Milla, médico adjunta de la unidad de Nutrición clínica y dietética del Hospital Universitario de La Paz, la supuesta conexión entre azúcares y obesidad se desestima, entre otras cosas, porque “el azúcar aporta, al igual que el resto de carbohidratos, solo 4 kilocalorías”. En este sentido, la doctora Palma Milla insiste en que “responsabilizar a un único alimento del problema de la obesidad es una visión simplista y sobre todo errónea. El principal responsable de la obesidad es el exceso de energía y el desequilibro entre lo que comemos y la energía gastada”.

Existen muchos tipos distintos de azúcares que pueden cumplir diversas funciones en alimentos y bebidas. Todos estos se encuentran además de forma natural en muchos alimentos. Por ejemplo, la glucosa, la fructosa y la sacarosa están presentes en la mayoría de las frutas y verduras y en la miel. El que más comúnmente consumimos es la sacarosa, también denominado azúcar de “mesa” y se encuentra de manera natural en la caña de azúcar y la remolacha azucarera.

Los azúcares han sido consumidos durante siglos y son utilizados de forma segura en alimentos y bebidas en todo el mundo, lo que no ha impedido, sin embargo, que forme parte de la mitología alimentaria. En este sentido, con el fin de desterrar leyendas infundadas, el azúcar y sus propiedades forman parte de la campaña “Licencia para comer”, una iniciativa impulsada por FIAB para desterrar falsos mitos en el ámbito de la alimentación, con la ayuda de expertos y nutricionistas y que cada semana cuenta con un espacio propio en Radio 5 Todo Noticias de RNE.

En esta línea, Carolina Muro, Directora de la Unidad de Nutrición de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) insiste en que “es injusto culpar a un solo alimento del exceso de peso, ya que no existen alimentos buenos ni malos sino una alimentación equilibrada o desequilibrada.

En los últimos años han calado en la opinión pública falsos mitos sobre la alimentación que no tienen base científica. FIAB y RNE han puesto en marcha “Licencia para comer”, un microespacio informativo donde, con la ayuda de expertos, se desmontarán estas falsas creencias. Podrás escucharlo los martes en Radio 5 (16.55h) y los miércoles (1.45 a.m.). Además, estaremos en las agencias, las redes sociales y www.infoalimenta.com. ¡Súmate a la alimentación con cabeza!

El azúcar a debate

18 diciembre, 2014
Pincha en la imagen para ver y descargarte el resto de fotografías del seminario.

Pincha en la imagen para ver y descargarte el resto de fotografías del seminario.

Hoy ha tenido lugar un seminario informativo organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), con la colaboración de FIAB, en el que se han tratado temas de actualidad informativa sobre el azúcar con periodistas.

Alipio Gutiérrez, Presidente de ANIS, ha sido el conductor del encuentro y ha destacado que no hay alimentos buenos y malos, y que hay que tender al equilibrio tanto en lo que comemos como en lo que comunicamos, solicitando rigor científico en las fuentes a las que acuden los periodistas, y alertando además sobre el uso de internet.

Según Ángel Gil, Presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), la evidencia científica rechaza las teorías que demonizan la ingesta de este nutriente y otorga al azúcar su lugar como fuente de energía para el funcionamiento del organismo; insistiendo en la relevancia del balance energético, por lo que debe ser consumido de forma equilibrada, variando en función de la actividad física y las necesidades específicas de cada individuo.

En el ámbito de la ciencia, ha destacado la necesaria colaboración público-privada basada en la confianza mutua, la honradez, el respeto y la transparencia entre organismos, científicos y empresas como elementos esenciales para responder de forma exitosa a los desafíos más complicados.

Además, Isabel Vasserot, Directora del Instituto de Estudios Documentales del Azúcar y la Remolacha (IEDAR) ha explicado que el papel del azúcar en la alimentación va más allá de sus funciones más conocidas de aporte de dulzor y energía. Entre ellas se encuentra, por ejemplo, la de ser un conservante natural, así como su capacidad para suministrar cuerpo, textura y color a los alimentos, o su influencia en los puntos de ebullición y congelación de los alimentos, su poder humectante y de esponjosidad.

Para Carmen Gómez Candela, Jefa del Servicio de Nutrición del Hospital La Paz, quitar “todos” los azúcares en una dieta sólo repercute en la disminución de un kilo, por tanto ha aseverado que son las calorías lo que engordan, y no este producto. En este sentido, ha insistido en que su ingesta no favorece la obesidad o el sobrepeso si no que, por el contrario, lo que propicia el aumento de peso es el sedentarismo.

Lo mismo ocurre, ha dicho, con la diabetes en adultos, que está influenciada por la predisposición genética de la persona y por su estilo de vida. “Las actuales recomendaciones de consumo de azúcar para los diabéticos consideran que es más importante la cantidad total de carbohidratos consumidos que el tipo de éstos“, ha argumentado.

El azúcar ha sido el tema central del lanzamiento de un ciclo de seminarios informativos dirigidos a periodistas que ha puesto en marcha ANIS y FIAB conjuntamente, al que le seguirán otros como centrados en nutrientes de interés informativo como puede ser la sal, las grasas, grasas trans, u otros.

En esta edición, se ha entregado una infografía de contenido informativo sobre el papel del azúcar en la alimentación, en la que se responden a preguntas que generalmente son objeto de debate en la opinión pública y en la que se destacan los principales compromisos de la industria alimentaria con la salud de los consumidores.