Temas etiquetados como: ‘aladino’

El Senado pone en valor la importancia del desayuno

12 noviembre, 2014

Captura desayuno saludable

Un buen desayuno redunda en una mejor alimentación y, por ende, en una mejor calidad de vida. Es por ello que las asociaciones Asozumos, Fenil, la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, Asemac, AEFC y Aeofruse-Almendrave han impulsado un “Desayuno Saludable en el Senado”, presidido por el Vicepresidente Primero de la Mesa del Senado, Juan José Lucas y en el que senadores y visitantes han podido disfrutar de una primera comida del día completa y apropiada, a la vez que conocían el relevante papel del desayuno en una buena alimentación diaria.

Según los expertos, el desayuno debe aportar el 25% de la energía necesaria para el desarrollo de nuestra actividad diaria durante toda la jornada. Así, un desayuno saludable debe contener un apartado predominante de hidratos de carbono, un aporte de proteínas y grasas saludables y alimentos con fibra. Por ello, debe contener aceites de oliva, cereales, frutas, frutos secos, lácteos, zumos de frutas y pan, entre otros, como el desayuno del que han podido disfrutar esta mañana los miembros de la Cámara Alta.

Un desayuno saludable mejora la calidad de la alimentación y el rendimiento físico e intelectual. Además, ayuda a distribuir la energía diaria y regula el apetito, por lo que no llegamos con tanta hambre a la comida y evitamos así la ansiedad. Por último, ayuda a prevenir la obesidad.

Como indican los resultados preliminares del estudio Aladino 2013, el sobrepeso y la obesidad infantil son un problema para la sociedad y está relacionado, entre otras cosas, con la ausencia de hábito del desayuno. Según los datos de este estudio, el 70% de los niños entre 6 y 9 años no toma un desayuno completo, por lo que es necesario concienciar a los españoles de la necesidad de recuperar la comida más importante del día, la que nos prepara para hacer frente a los esfuerzos de la jornada.

Puedes consultar el folleto “desayuno saludable”, en el que encontrarás las propiedades nutricionales de estos alimentos aquí.

El sector de la alimentación y bebidas, comprometido con la promoción de hábitos de vida saludables en la infancia

28 mayo, 2014
  • La lucha contra la obesidad infantil ha de basarse en un cambio de los hábitos de vida, con la práctica de actividad física diaria y una alimentación equilibrada.
  • Existe un amplio consenso científico a nivel internacional en torno al hecho de que no existen alimentos buenos o malos, una consigna que no debemos olvidar. La responsabilidad de los padres y la educación en alimentación, resultan claves para la prevención.
  • Promover acciones de educación en fomento de estilos de vida debe ser un compromiso por parte de todos.

España se encuentra en la actualidad entre los países de Europa con una mayor tasa de obesidad infantil. Según el informe ALADINO, más del 44% de los niños y niñas de 6 a 9 años padece exceso de peso, un dato que se concreta en una prevalencia de la obesidad del 18%. Aprovechando la celebración del Día Nacional de la Nutrición, que bajo el lemaComer sano es divertido, la obesidad infantil no quiere incidir en los peligros de la obesidad infantil, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), como representante de un sector responsable de alimentar a 47 millones de españoles, quiere insistir en su preocupación por promover unos hábitos de vida saludables, basados en una alimentación equilibrada y la práctica de actividad física diaria, así como una educación desde la infancia para intentar frenar este problema.

En palabras de Carolina Muro, directora de la Unidad de Nutrición de FIAB, “existe un amplio consenso científico a nivel internacional en torno al hecho de que no existen alimentos buenos o malos, sino hábitos o estilos de vida saludables. En este sentido, añade que “la solución debe partir de una mayor educación sobre alimentación y hábitos de vida saludables desde la infancia. La concienciación y responsabilidad de padres e hijos en este ámbito es absolutamente necesaria para que el menú semanal de los menores sea equilibrado, variado y rico en los nutrientes necesarios y que sus hábitos de vida sean saludables”.

No obstante, la educación no sólo debe centrarse en inculcar pautas de alimentación, sino que, además, FIAB también quiere hacer una llamada de atención especial al preocupante aumento de sedentarismo en nuestro país, especialmente entre la población infantil, que se erige como uno de los principales factores de riesgo para la aparición de la obesidad. Según el mencionado estudio ALADINO, el 68% de los encuestados dedican hasta una hora al día entre semana a ver la televisión; mientras que uno de cada cuatro escolares dedica más de tres horas al día los fines de semana a esta actividad. En este sentido, la patronal insiste en la necesidad de impulsar la colaboración entre los agentes sociales y la Administración con el fin de poner en marcha medidas que fomenten la práctica regular de ejercicio físico, al que debe dedicarse al menos una hora diaria, según indica la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), evitando actividades sedentarias. Para ello, tanto desde la escuela, el instituto o desde otras actividades extraescolares se debe propiciar el ejercicio físico en la población infanto-juvenil para que se frene esta tendencia en auge.

En opinión de Carolina Muro, “los menores merecen una atención especial por ser uno de los colectivos más desprotegidos y donde se adquieren hábitos de vida saludables. Por ello, la política de la industria de alimentación y bebidas ha sido y sigue siendo de plena colaboración con las Administraciones Públicas y otros agentes sociales en este campo”. Además, quiso añadir que “para afrontar la obesidad debemos encontrarnos en un proceso continuo de mejora, en el que toda la sociedad está implicada, y donde no hay soluciones mágicas, sino trabajo constante y políticas activas”.

Compromiso de la industria

Desde hace años FIAB ha estado comprometida con la lucha contra la obesidad infantil involucrándose activamente en iniciativas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física, Prevención de la Obesidad y Salud),  cuyo fin es sensibilizar a la población del problema que la obesidad representa para la salud e impulsar todas las iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y jóvenes, adopten hábitos de vida saludables.

Asimismo, también se han hecho progresos en la autorregulación de la publicidad adaptada al público infantil a través de la creación del Código PAOS, que desde su puesta en marcha en 2006 ha demostrado su utilidad y la responsabilidad de la industria, que se autorregula. Este código establece un conjunto de reglas para guiar a las compañías adheridas, – el 97% de empresas que invierten en publicidad dirigida a menores de 12 años- a desarrollar sus mensajes publicitarios dirigidos a menores para que promuevan estilos de vida saludables, en los que la alimentación, el ejercicio físico y un entorno saludable juegan un papel esencial para prevenir la obesidad infantil.

Desde su implantación, que desde 2013 también se ha extendido a internet y se ha ampliado a los sectores de la distribución y restauración, se ha mejorado notablemente la calidad de la publicidad de los alimentos destinada al público infantil y se han reducido las reclamaciones por infracciones en dicha publicidad (entre enero y noviembre de 2013 se presentaron sólo 2 reclamaciones).

La apuesta por la innovación

El sector alimentario español y la comunidad científica en ámbitos relacionados con ciencias de la vida se encuentran entre los más capacitados del mundo para aportar soluciones a los retos de la alimentación. En este sentido, gracias a la I+D+i impulsada por la industria de alimentación y bebidas, se está trabajando en la reformulación de sus productos. Ejemplo de ello es que actualmente más del 75% de la categoría de patatas fritas y snacks se elaboran ya con aceites con alto contenido en ácidos grasos insaturados como el de oliva, girasol alto oleico o maíz. Además, un 25 % de los yogures del mercado, en los últimos 7 años, han reducido un 40 % el contenido de grasa; mientras que el 55% del volumen total del mercado de los platos con base de carne han reducido la cantidad de grasas trans en un 75%. Además, la categoría de bebidas refrescantes light o sin calorías alcanzan el 30% de la producción total del sector; y en los últimos 30 años el aporte de calorías por litro de bebida se ha reducido de media más de un 30%. También el 56,20% del volumen total del mercado de salsas ha reducido un 30,17% la cantidad de sodio.

Puedes descargarte la nota de prensa enviada a los periodistas aquí.