Las medidas para minimizar el despilfarro de alimentos

20 enero, 2012 por Redacción FIAB Dejar una respuesta »

El pleno del Parlamento Europeo, reunido el jueves, 19 de enero, ha reclamado el informe “Salvatore Caronna” sobre cómo evitar el desperdicio de alimentos: estrategias para mejorar la eficiencia de la cadena alimentaria en la Unión Europea. La Directora del Departamento Técnico y Medio Ambiente de FIAB, Paloma Sánchez Pello, considera que, efectivamente, “los datos son preocupantes y que la reducción del despilfarro de alimentos es un objetivo importante a seguir siempre, destacando la necesidad de vender los productos en las mejores condiciones para los consumidores“.

Las cifras

La Comisión Europea afirma que los veintisiete Estados miembros generan anualmente 89 millones de toneladas de desperdicios, lo que equivaldría a 179 kilos por habitante; por lo que, de continuar la tendencia, se alcanzarán en 2020 los 126 millones de tonleadas (40% más que en la actualidad).

El objetivo: reducir el desperdicio de comida a la mitad para 2025

Debido a la preocupación que se ha generado entre los eurodiputados, se ha establecido la meta de reducir a la mitad el derroche de alimentos en los próximos 13 años. Además, también se han tratado medidas específicas para los Estados miembros, entre los que destacan:

  • Optimizar el tamaño de los envases diversificando la oferta adaptándola a la demanda.
  • Educación e información sobre alimentos para que el consumidor se sensibilice sobre este tema.
  • Reorientar los programas de distribución de alimentos entre las personas más desfavorecidas de la Unión Europea, de suminstro de leche a escolares y de fomento del consumo de fruta en la escuela. Además, se ha propuesto recuperar los productos no vendidos y resistribuirlos a los ciudadanos más necesitados, algo que ya se hace en algunos países de la Unión, y dar prioridad de adjudicación de contratos públicos a las empresas que distribuyan gratuitamente los productos no vendidos entre los ciudadanos pobres.

Además, FIAB propone “facilitar el uso eficiente de subproductos alimentarios“, que son una fuente de materia prima para otros procesos productivos que minimizan los residuos de alimentos y la pérdida de beneficios para las empresas; “usar de forma más eficiente los recursos de la cadena para trabajar en la mejora de la transformación, el envasado y el transporte“; y “realizar proyectos de investigación para la transformación de residuos inevitables de alimentos en recursos“.

Distribución y proveedores

Por su parte, la industria de la distribución ha asegurado que “el sector trabaja junto con los proveedores para ajustar al máximo oferta y demanda de forma que se mejoren las cadenas de suministro para que ni falten ni haya excedentes de productos en las tiendas“.

Aquí puedes descargarte (en inglés) el texto adoptado por el Parlamento Europeo el jueves, 19 de enero.

Publicidad

Deja un comentario