La innovación en el primer sector industrial de España

20 octubre, 2015 por Redacción FIAB Dejar una respuesta »

Artículo de opinión de Mauricio García de Quevedo, Director General de FIAB, publicado en La Razón Tu Economía el 18 de octubre de 2015.

La industria española de alimentación y bebidas, como primer sector industrial del país, centra múltiples esfuerzos personales y económicos en el impulso de la innovación.

Innovación IAB

Desde la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) colaboramos estrechamente con las asociaciones sectoriales y empresas para el desarrollo de la innovación e investigación, que consoliden al sector como motor de empleo y riqueza, fomentando la mejora de procesos productivos y de las herramientas que intervienen en su elaboración.

Según los últimos datos, casi el 70% de las empresas del sector que realizan I+D lo hacen de manera continua, lo que confirma la innovación como una apuesta firme y con gran recorrido. Desde FIAB promovemos la participación de la industria en proyectos europeos de referencia como Horizonte 2020, SUDOE o MED, entre otros.

Tenemos un compromiso inequívoco con la calidad y la seguridad alimentaria. Por eso, apostamos por la coalición empresas-administración a nivel europeo e internacional, colaborando directamente con las asociaciones y centros tecnológicos para el desarrollo de innovaciones e investigación, fomentando la mejora en procesos productivos a través de nuestra Plataforma Tecnológica Foodfor-Life Spain.

Además, España tiene una red de innovación creada a partir de los Centros Tecnológicos que, junto con FIAB, contribuyen a que los proyectos de innovación y la I+D+i se impulsen hacia el mercado internacional.

Ahora afrontamos el reto de motivar a pymes innovadoras que con el tiempo ganen dimensión y creen empresas de mayor tamaño. La intensidad de la innovación que más ha crecido en nuestro país en los últimos tiempos se encuentra dentro de la industria de alimentación y bebidas, lo que demuestra nuestro compromiso con este vector de competitividad.

Esta tarea ha de ser generalizada, implicando toda la cadena alimentaria. Por ello, es fundamental la colaboración de la distribución comercial en una apuesta clara por la innovación. Una apuesta necesariamente más intensa y compartida como ocurre en otras áreas de actividad y que no puede recaer exclusivamente en la industria.

La I+D+i es, sin duda, uno de los principales motores para conseguir ventajas competitivas duraderas; y es la principal fuerza motriz del crecimiento económico en los países de economía avanzada.

Los 25.000 millones de euros de exportaciones el pasado año ponen de manifiesto que España está orientando los esfuerzos hacia la economía del conocimiento. Nuestra facturación que supera los 93.000 millones de euros y el medio millón de empleos directos que generamos forma parte de nuestra apuesta decidida por la innovación como garantía de futuro. No podemos perder este tren.

 

Puedes descargarte el artículo aquí.

Publicidad

Deja un comentario