La combinación de ejercicio físico y una alimentación equilibrada son claves para la pérdida de peso

16 enero, 2015 por Redacción FIAB Dejar una respuesta »
  • FM - cabeceraTan sólo un equilibrio entre actividad física, alimentación y balance energético garantiza una vida sana y aproximarse al peso adecuado

Tras los excesos de las fiestas navideñas, son cada vez más los que apuestan decididamente por aumentar su actividad física con el único objetivo de deshacerse de los kilos de más. No obstante, esta práctica trae consigo falsas creencias que se pueden englobar en dos vertientes: por un lado, los que afirman que hacer ejercicio nos permitirá bajar de peso rápidamente, y por otro, los que aseguran que la actividad física no adelgaza.

La clave esencial reside en el equilibrio. La actividad física debe ser una constante dentro de los hábitos de vida saludables; pequeñas acciones como subir las escaleras todos los días o bajarse del autobús dos paradas antes, ayudarán a que nuestra balanza energética se vuelva a equilibrar. Hemos de ser activos todo el día, ya que no debe ser una solución de urgencia o temporal para reducir los kilos de más, tal y como han querido defender los expertos que participan en la campaña “Licencia para comer”, una iniciativa impulsada por FIAB que cuenta además con un espacio propio en Radio 5 Todo Noticias de RNE con el fin de desterrar falsas creencias de la mano de expertos.

Es importante recordar que la actividad física no ha de ser una solución temporal de urgencia para contrarrestar los excesos de la Navidad. El ejercicio moderado ha de ser uno de los pilares básicos para una vida saludable, pero no debemos descuidar el balance energético: la diferencia entre aquello que consumimos y lo que gastamos”, explica Carolina Muro, Directora de la Unidad de Nutrición de FIAB.

En este sentido, según los últimos datos oficiales sobre prevalencia del sedentarismo en España, la última Encuesta Nacional de Salud (2011-2012), más del 45% de los adultos entre 45 y 54 años declara ser sedentario. Es necesario conocer que el cuerpo gasta energía en reposo, ya que la necesita para respirar, bombear sangre, pensar, digerir, etc. Esta energía oscila entre un 60 y 70% de la energía total que el cuerpo gasta en el día; es decir, aproximadamente entre 1.200 y 1.400 kcal/día. Además, en la vida diaria o las tareas cotidianas del hogar también se consume energía; por ejemplo, para una persona de 60 kg, dormir ocho horas supone un consumo de 576 kcal/día, en caminar una hora se gastan 216 kcal/día y en pasar el aspirador sesenta minutos 244.8 kcal/día.

Uno de los muchos beneficios que presenta la actividad física es su contribución a la mejora del equilibrio energético. En este sentido, según la Dra. Marcela González Gross, catedrática de Nutrición Deportiva y Fisiología del ejercicio y directora del grupo de investigación Imfine, de la Universidad Politécnica de Madrid, “el sedentarismo actual está desequilibrando la balanza energética y el ejercicio físico es la única parte variable de nuestro gasto energético. El porcentaje energético que consumamos cada día dependerá de la frecuencia e intensidad con la que practiquemos ejercicio, pero en líneas generales puede oscilar entre el 10 y el 30% del gasto”.

Según explica la doctora González Gross, “si queremos volver a equilibrar nuestra balanza, no sólo perder peso sino mantenerlo, alcanzar una armonía dentro de nuestra silueta y contribuir a mejorar nuestra salud, debemos aumentar el porcentaje de gasto energético ligado a la actividad física que realicemos diariamente”. En este sentido, “el ejercicio físico además de los efectos que tiene en nuestro metabolismo, regula el nivel de grasas y la glucosa, por eso el deporte es muy recomendable para los diabéticos, ya que permite mantener el nivel de azúcar en la sangre”.

Lo importante, en cualquier caso, es que nuestros hábitos estén regidos por la moderación y el sentido común, puesto que tan malo puede ser un déficit, como un superávit energético. Según la doctora Gonzalez Gross, “la evidencia científica demuestra que si hacemos una actividad física regular y además la combinamos con unos hábitos alimentarios saludables y equilibrados, mejoraremos no sólo el funcionamiento de nuestro organismo, sino también la calidad de vida independientemente de la edad”.

En los últimos años han calado en la opinión pública falsos mitos sobre la alimentación que no tienen base científica. FIAB y RNE han puesto en marcha “Licencia para comer”, un microespacio informativo donde, con la ayuda de expertos, se desmontarán estas falsas creencias. Podrás escucharlo los martes en Radio 5 (16.55h) y los miércoles (1.45 a.m.). Además, estaremos en las agencias, las redes sociales y www.infoalimenta.com. ¡Súmate a la alimentación con cabeza!

Publicidad

Deja un comentario