El gas de las bebidas refrescantes no engorda

9 enero, 2015 por Redacción FIAB Dejar una respuesta »

FM - cabecera

  • El uso del anhídrido carbónico en la industria de alimentación y bebidas está muy extendido gracias a su gran poder de conservación. El organismo lo elimina con facilidad.

Dentro de la tendencia global a mantener unos hábitos de vida saludables, se tiende a culpar a determinados alimentos de provocar consecuencias negativas para el organismo, como por ejemplo el dióxido de carbono. Frente a la errónea creencia popular que atribuye a las burbujas de las bebidas refrescantes la propiedad de engordar, la evidencia científica contradice tal afirmación, ya que el anhídrido carbónico no contiene calorías y por lo tanto su valor energético es nulo.

La Dra. Pilar Riobó, Jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición de la Fundación Jiménez Díaz, asegura que “el gas de las bebidas carbonatadas, tanto refrescos como ciertos vinos, o incluso bebidas espumosas de otros tipos, no contiene calorías, por lo tanto no engorda. Evidentemente puede provocar la sensación de hinchazón, de distensar la pared gástrica y producir más saciedad, pero desde luego no tiene calorías y no es la causa del michelín”.

En este sentido, las propiedades del anhídrido carbónico no sólo se quedan en su efecto saciante, sino que además cumple otro tipo de papel en muchas bebidas. Desde su descubrimiento en el siglo XVIII del agua de soda, los usos del anhídrido carbónico se han multiplicado y no está solo presente en las bebidas. Una de sus principales funciones reside en sus propiedades como coadyuvante tecnológico. Es decir, prolonga la vida de los alimentos y la industria lo emplea para aumentar la vida útil de carnes, verduras, frutas, hortalizas…

Además, “no solamente da una sensación burbujeante sino que también es un potenciador de sabor y funciona como conservante y antioxidante de estas bebidas. Por lo tanto cumple unas funciones más allá de la propia sensación de bebida espumosa”, comenta la Dra. Riobó, que ha participado en la campaña “Licencia para comer”, una iniciativa impulsada por FIAB que cuenta además con un espacio propio en Radio 5 Todo Noticias de RNE con el fin de desterrar falsas creencias de la mano de expertos.

Por otra parte, el organismo elimina con facilidad el anhídrido carbónico. Eso sí, la recomendación de los expertos es que su consumo se realice con moderación dentro de una alimentación variada, equilibrada y moderada. “El gas que encontramos en algunas bebidas refrescantes no es responsable de que engordemos, no hay alimentos buenos ni malos, sino hábitos de vida saludables o no saludables”, explica Carolina Muro, Directora de la Unidad de Nutrición de FIAB.

En los últimos años han calado en la opinión pública falsos mitos sobre la alimentación que no tienen base científica. FIAB y RNE han puesto en marcha “Licencia para comer”, un microespacio informativo donde, con la ayuda de expertos, se desmontarán estas falsas creencias. Podrás escucharlo los martes en Radio 5 (16.55h) y los miércoles (1.45 a.m.). Además, estaremos en las agencias, las redes sociales y www.infoalimenta.com. ¡Súmate a la alimentación con cabeza!

Publicidad

Deja un comentario