Archivado en: ‘Competitividad’ .

La cadena agroalimentaria solicita al Gobierno presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el impuesto catalán a las bebidas azucaradas

20 junio, 2017
  • El impuesto a las bebidas azucaradas aprobado en Cataluña vulnera la libre circulación de mercancías, la unidad de mercado, y el principio de igualdad y no discriminación,  según informe técnico de Uría y Menéndez.
  •  Los sectores de la producción agraria, la industria agroalimentaria, la distribución comercial, la hostelería y la restauración ven motivos suficientes para que el Gobierno presente un recurso de inconstitucionalidad contra el impuesto catalán a las bebidas azucaradas.

 

_H1A1919_19062017_RdP-azucar

Las organizaciones de la cadena de valor agroalimentaria, hostelería y restauración han remitido al Presidente del Gobierno un informe jurídico en referencia al impuesto autonómico sobre las bebidas azucaradas aprobada en Cataluña el pasado mes mayo.

Según el estudio sobre la constitucionalidad del impuesto, elaborado por URÍA MENÉNDEZ, esta medida no es conforme con las exigencias y limitaciones del principio de territorialidad fiscal o tributaria y establece una serie de desincentivos a la deslocalización de empresas de distribución. Además, presenta similitudes con el IVA por lo que vulnera la prohibición de equivalencia o de doble imposición. El estudio también advierte de que este tributo afecta a la seguridad jurídica, conculca el principio de igualdad y no discriminación y es contrario al principio de capacidad.

Estos sectores valoran muy negativamente la entrada en vigor de este impuesto por las consecuencias negativas que comporta en el funcionamiento de la unidad de mercado, así como por  las cargas desproporcionadas que suponen para las empresas y la consecuente inseguridad jurídica.

Las organizaciones firmantes, ASAJA, COAG, UPA, COOPERATIVAS AGROALIMENTARIAS, FIAB, PROMARCA, AECOC, ANGED, ASEDAS, ACES, FEHR y MARCAS DE RESTAURACIÓN, representan tanto a la cadena agroalimentaria (sector primario, industria transformadora y la distribución) como a la hostelería y restauración. En su conjunto, suponen más del 20% del PIB nacional y dan empleo a más de 5 millones de personas,  casi el 30% del empleo total del país.

Así, estos sectores entienden que el precedente que introduce el citado impuesto no sólo es perjudicial para las empresas afectadas por el mismo, sino que abre una vía que puede generar distorsiones mucho más importantes en el funcionamiento de la unidad de mercado para un sector estratégico en el desarrollo económico de España como es el sector de gran consumo, así como de otros sectores afines.

Desde FIAB, se ha destacado cómo “la evidencia científica sobre la idoneidad de imponer cargas impositivas sobre alimentos y bebidas es contradictoria y limitada. La excusa de salud, que supuestamente motiva esta medida, no tiene razón de ser ya que no se puede confirmar ni por razones científicas, jurídicas, económicas ni sociales. No cabe sino pensar en un evidente fin recaudatorio que justifique esta acción desmedida y sin sentido”.

Los representantes de las organizaciones de la distribución, ANGED, ACES y ASEDAS, coinciden en que “esta incipiente política fiscal sobre los alimentos, en la medida en que se extienda a otros productos y a otras Comunidades Autónomas, supondrá unas barreras operativas injustificadas, con una colosal carga administrativa de una complejidad y unos costes inasumibles para las empresas. En un mercado europeo cada vez más digital que tiende a la integración, es totalmente anacrónico fragmentar nuestro mercado interno con tributos de este tipo”.

Por su parte, las organizaciones profesionales agrarias y cooperativas agroalimentarias advierten del posible coste social del nuevo impuesto, y consideran que “la remolacha es un cultivo estratégico para el campo español, precisamente en un momento en el que se afronta un nuevo modelo sin cuotas de producción fijado por la Unión Europea para el mes de octubre de este año”. Por ello lamentan la estigmatización de un producto alimentario y el “golpe” que da este impuesto al sector en este momento, considerando que  podría suponer un desincentivo a la producción de remolacha en España.

A estas alegaciones se unen también las organizaciones de la hostelería y la restauración, que añaden que las implicaciones del nuevo impuesto tampoco se han trasladado “convenientemente a los consumidores a pesar de estar directa y claramente afectados”.

Por todo ello, los sectores de la producción agraria, las cooperativas agroalimentarias, la industria agroalimentaria, la distribución comercial, la hostelería y la restauración ven motivos suficientes para que el Gobierno presente un recurso de inconstitucionalidad contra el impuesto catalán a las bebidas azucaradas.

Una PAC para un mercado único que favorezca la competitividad del sector agroalimentario

28 marzo, 2017

La industria de alimentación y bebidas aboga por una PAC orientada al mercado y que incorpore políticas y medidas enfocadas a mejorar la competitividad de la cadena agroalimentaria. Así lo ha manifestado Mauricio García de Quevedo, Director General de FIAB, en la Conferencia  “Construyendo la PAC del futuro post 2020”, organizada por el Ministerio de Agricultura  Pesca, Alimentación y Medio Ambiente con el objetivo de crear un marco de debate en torno al diseño de la Política Agraria Común del futuro.

 

20170328_104156

 

FIAB ha participado en la sesión enfocada a la perspectiva agroalimentaria junto a las organizaciones que representan a los primeros eslabones de la cadena. Así, FIAB ha destacado la importancia de la actividad agraria para la industria de alimentación y bebidas. El sector transforma el 70% de la producción final agraria, y ejerce como motor socioeconómico del entorno rural, como fijador de población y dinamización de la actividad empresarial en este medio.

Uno de las principales objetivo que ha perseguido la PAC en Europa es asegurar una oferta estable de alimentos, de calidad y respetuosa con el entorno, al mismo tiempo que ofrece los mecanismos para permitir la modernización y desarrollo del sector. Teniendo en cuenta estos objetivos, la industria de alimentación y bebidas apuesta por una política común no sólo agraria, sino también alimentaria, integrada en un mercado único y en condiciones de competencia equitativa entre los Estados miembro y entre los operadores.

La atomización del sector de la alimentación y medidas, donde el 96% de las compañías que lo integran son pymes, llevan a la industria a pensar una PAC como una herramienta que ayude a mejorar la Cadena Agroalimentaria, favoreciendo una agricultura competitiva y desde un enfoque integrador de todos los eslabones de la cadena agroalimentaria de manera equilibrada en un entorno productivo sostenible y seguro.

Uno de los puntos defendidos durante la sesión, ha sido la integración en la PAC de herramientas que ayuden a mejorar aspectos clave para la competitividad del sector, tales como la internacionalización, la formación, la I+D+i y la colaboración público privada, así como la inclusión de políticas de sostenibilidad.

Por último, FIAB ha expuesto el valor de contar con un marco financiero adecuado y suficiente, como garantía de competitividad para un sector que ocupa a 2 millones de personas a lo largo de toda la cadena.

La Alianza por la Competitividad agradece a S.M. Felipe VI su labor como embajador de la industria española en el mundo

2 marzo, 2017

Representantes de distintos sectores industriales, integrados en la Alianza por la Competitividad de la Industria Española, han trasladado al monarca las bases del futuro Pacto de Estado por la industria.

Audiencia SM Rey Felipe VI Alianza por la Competitividad

S.M. el Rey Felipe VI con Su Majestad el Rey junto a los representantes de la Alianza por la Competitividad de la Industria Española que agrupa a siete patronales industriales (Anfac, AOP, Aspapel, Feique, FIAB, Oficemen y Unesid, de los sectores del Automóvil, Productos Petrolíferos, Papel, Química, Alimentación y Bebidas, Cemento y Siderurgia, respectivamente).
© Casa de S.M. el Rey

El grupo, en el que participan ANFAC, AOP, ASPAPEL, FEIQUE, FIAB, OFICEMEN y UNESID, ha transmitido a S.M. el Rey Felipe VI el papel del sector industrial en su dimensión geográfica, social y económica para nuestro país. “La industria es la actividad que genera más riqueza estable, mayor valor añadido, productividad y más empleo de calidad”, ha valorado Mané Calvo, Presidente de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), que ejerció en esta ocasión como portavoz de la Alianza.

Durante la audiencia en el Palacio de La Zarzuela, los representantes de la Alianza por la Competitividad de la Industria Española agradecieron a S.M. el Rey su labor fundamental como principal embajador de nuestro país en el extranjero, liderando una imagen de España moderna, eficiente y capaz de competir en todos los mercados.

Durante el acto, se puso en valor la importancia de contar con una política industrial adecuada y una estructura que favorezca la mejora continua de las condiciones de competitividad. De esta forma, se facilitará un crecimiento sostenible y su consecuente contribución al país en su conjunto en términos de generación de riqueza, empleo, y productos avanzados.

“Estamos ante un reto posible. Tomando como objetivo crecer hasta el 20% del PIB, la industria puede crear hasta el año 2020 1,5 millones de nuevos empleos, 600.000 de ellos de forma directa”, ha indicado Mané Calvo.

Además, el sector industrial destaca por ser ejemplo de liderazgo en innovación y desarrollo tecnológico, valores que le permiten ser competitivo en el mercado global e impulsar la colaboración ciencia-empresa, la sociedad del conocimiento y el desarrollo de la economía digital.

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española está integrada por siete sectores industriales estratégicos para nuestro país (Alimentación y Bebidas, Automoción, Cemento, Papel, Productos Petrolíferos, Química y Siderurgia) que generan el 50% del Producto Industrial Bruto y 4 millones de empleos directos, indirectos e inducidos. Conjuntamente, las empresas de la Alianza realizan el 60% de las exportaciones industriales y el 50% de las inversiones en I+D+i.

FIAB defiende fortalecer la competitividad de la cadena agroalimentaria en el marco europeo

17 febrero, 2017
  • El encuentro ha estado presidido por Fernando Burgaz, Director General de la Industria Agroalimentaria del MAPAMA, y ha contado con las aportaciones de Clara Eugenia Aguilera, Vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, y Pilar Ayuso, Miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo.
  • Para Mauricio García de Quevedo, Director General de FIAB, “el sistema español debe ser el que inspire a la Comisión Europea para configurar el sistema comunitario” que se está debatiendo
  • Con esta reunión, FIAB inicia una ronda de encuentros que contarán con la presencia de importantes expertos, a nivel nacional y europeo, implicados en la futura normativa. 
Foto Grupo GT Cadena

(De izda a dch) Mauricio García de Quevedo, Director General de FIAB; Pilar Ayuso, Miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo; Clara Eugenia Aguilera, Vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo; Paloma Sánchez, Directora de Competitividad y Sostenibilidad de FIAB; Fernando Burgaz, Director General de la Industria Agroalimentaria del MAPAMA; Óscar Hernández, Presidente del Grupo de Trabajo de la Cadena Agroalimentaria de FIAB.

 

FIAB ha mantenido hoy un encuentro con representantes del Parlamento Europeo y la Administración española en el que ha podido transmitir la posición del sector ante las conversaciones para la posible regulación de las prácticas comerciales en la cadena agroalimentaria en la Unión Europea.

El encuentro ha estado presidido por Fernando Burgaz, Director General de la Industria Agroalimentaria del MAPAMA, y ha contado con las aportaciones de Clara Eugenia Aguilera, Vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, y Pilar Ayuso, Miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo. Por parte de la Federación, les recibieron el Director General de FIAB, Mauricio García de Quevedo, y la Directora de Competitividad y Sostenibilidad, Paloma Sánchez.

Dentro del debate que se ha iniciado a nivel europeo para el impulso de esta regulación, FIAB ha querido trasladar la necesidad de propiciar un marco europeo que respete la amplia gama de sistemas nacionales y que mantenga aquellos de demostrada eficacia en los distintos Estados miembro.

Mauricio García de Quevedo, ha destacado que “España ha sido pionera en la aplicación de la Ley 12/2013 de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, así como el impulso del voluntario Código de Buenas Prácticas Mercantiles. “Desde FIAB se considera que el modelo español debe ser el que inspire a la Comisión Europea para configurar el sistema comunitario, hoy a debate”, ha indicado.

Para el sector, el caso de nuestro país podría servir como modelo de base para esta nueva normativa y que pueda ser desarrollado por algunos países tomando como referencia los principios comunes establecidos a nivel europeo.

Estas iniciativas recogen los principales propósitos de la industria de alimentación y bebidas en el ámbito de las relaciones comerciales, dotándose de los instrumentos esenciales para equilibrar la cadena alimentaria, crear valor, desterrar las prácticas abusivas y otorgar transparencia a las relaciones comerciales.

Con esta reunión, FIAB inicia la ronda de encuentros que la Federación tiene previsto desarrollar con distintos Grupos Parlamentarios españoles, así como miembros de la Administración a nivel nacional y europeo y actores implicados, con el objetivo de fortalecer la competitividad dentro de la cadena agroalimentaria y fomentar una relación equilibrada entre los eslabones.

 

FIAB y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente publican una guía de financiación para pymes agroalimentarias

19 febrero, 2016

Con el objetivo de mejorar la capacidad de crecimiento y competitividad de las pymes españolas en la industria de alimentación y bebidas, FIAB y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) han hecho pública la Guía sobre las diferentes líneas de financiación existentes para pymes del sector de alimentación y bebidas.

Guía Financiación Pymes

 

Respondiendo al compromiso de otorgar a las pymes toda la información y herramientas financieras a su disposición, FIAB y MAGRAMA difunden esta completa guía técnica que recoge en un documento único las ayudas de instituciones, administraciones y programas comunitarios.

La publicación de esta guía complementa la presentación de la Jornada “Competitividad y Dinamización: Líneas de financiación para PYMEs agroalimentarias“, celebrada el pasado mes de diciembre y que contó con la participación de instituciones como ICO, SAECA y ENISA, programas de las direcciones generales de fondos comunitarios y de Industria y de la Pymes, así como de CDTI e IDEA.

La guía recoge los 8 programas de financiación dependiente de distintos ministerios que se expusieron en la jornada organizada por FIAB en colaboración con el MAGRAMA. Cada una de estas líneas de apoyo financiero se orientan a la promoción de distintas áreas de trabajo de las empresas, desde el I+D+i o la mejora y ampliación de establecimientos industriales, hasta la mejora medioambiental o el apoyo a proyectos de ahorro y eficiencia energética.

 

Impulsar la competitividad de las pymes, compromiso de FIAB

La industria española de alimentación y bebidas es el primer sector industrial del país, con una facturación de más de 93.000 millones de euros y empleador de casi medio millón de personas de forma directa. En esta coyuntura, las pequeñas y medianas empresas representan el 96% del total, por lo que contribuir a su crecimiento es vital para consolidar el fortalecimiento y la competitividad de todo el sector.

Desde la Federación mantenemos un compromiso por ayudar a las pymes a mejorar su capacidad de crecimiento. Asegurar el acceso a estos a estos planes es sinónimo de dar un fuerte impulso al sector de la IAB en particular y a la economía española en general.

Puedes consultar la guía aquí.