Archivado en 29 mayo 2014

La industria de alimentación y bebidas mantiene el empleo y su potencia exportadora en 2013

29 mayo, 2014
(izqda. a dcha.) -Joaquín Maudos, Catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia y Profesor Investigador del Ivie; Horacio González Alemán, Director General de FIAB; Fernando Burgaz, Director General de la Industria Alimentaria del MAGRAMA; Roberto García Torrente, Director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar y Jaime Palafox, Director de Asuntos Económicos e Internacionalización de FIAB.

(izqda. a dcha.) – Joaquín Maudos, Catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia y Profesor Investigador del Ivie; Horacio González Alemán, Director General de FIAB; Fernando Burgaz, Director General de la Industria Alimentaria del MAGRAMA; Roberto García Torrente, Director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar y Jaime Palafox, Director de Asuntos Económicos e Internacionalización de FIAB.

  • La facturación en 2013 alcanzó los 91.903 millones de euros en ventas netas de productos del sector (*), lo que supuso, un crecimiento nominal del 1,9% respecto al año pasado, si bien en términos reales se produjo una caída del 1,1%, seis décimas inferior al del conjunto de la industria.
  • En la segunda mitad del año, la industria de alimentación y bebidas creó cerca de 15.000 empleos, mientras que en la economía española se destruyeron alrededor de 25.000 empleos -de los cuales 23.000 fueron de la industria manufacturera-.
  • Cabe destacar que, en términos de Valor Añadido Bruto (VAB), el sector ha incrementado el mismo en términos reales un 38% desde el año 2000, pasando de representar algo menos del 14% de la industria manufacturera a suponer casi el 22%.
  • En los últimos años se está consolidando la internacionalización del tejido empresarial de la industria de alimentación y bebidas con un crecimiento medio del 5% anual del número de empresas exportadoras.

1La facturación de la industria de alimentación y bebidas en 2013 alcanzó los 91.903 millones de euros en ventas netas de productos del sector, lo que supuso, a pesar de la contracción de la economía española, un crecimiento nominal del 1,9% respecto al año pasado, si bien en términos reales se produjo una caída del 1,1%, seis décimas inferior al del conjunto de la industria.

Cabe destacar que en términos de Valor Añadido Bruto (VAB), el sector ha incrementado sus cifras en términos reales un 38% desde el año 2000 hasta el 2012.

Para el mismo periodo, el dato para la industria manufacturera y el total de la economía fue de un 4% y un 20,5% respectivamente. Este aumento significa la permanencia de la industria de alimentación y bebidas en la senda de crecimiento continuado, reafirmándolo como el principal sector manufacturero español al aumentar su peso en el tejido industrial desde el 14% hasta el 22% actual, lo que supone un 2,7% del VAB total de la economía.

Estos datos forman parte del Informe Económico de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) correspondiente al año 2013 y que ha sido presentado hoy por el Director General de la Federación, Horacio González Alemán, que ha estado acompañado de Fernando Burgaz, Director de Industria Alimentaria del MAGRAMA; Joaquín Maudos, catedrático de Fundamentos  del Análisis Económico de la Universidad de Valencia, y Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar, patrocinador de este informe elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

La trayectoria de los tres indicadores básicos que dibujan la coyuntura industrial (el índice de Entrada de Pedidos en la Industria, IEP; el índice de Producción Industrial, IPI; y el Índice de Cifras de Negocio, ICN) muestran una trayectoria expansiva del sector en el periodo de crisis de 2007 a 2013, a excepción del IPI, que indica una reducción en los niveles de producción, si bien mucho menor que en el conjunto de la economía (un descenso del 3,2% en alimentación y del 14,8% en bebidas, frente al 30,9% del conjunto de la industria).

2

Uno de los pilares en los cuales se ha sostenido esta tendencia es el despunte de la actividad en el mercado exterior, cuya evolución se ha mantenido al alza en los últimos años, contribuyendo así a mejorar los resultados de la balanza comercial al registrarse un saldo positivo para el sector de alimentos y bebidas desde 2011”, explica Joaquín Maudos. En este sentido, el pasado año las exportaciones de la industria de alimentación y bebidas (IAB) alcanzaron los 22.594 millones de euros en 2013, lo que supone un crecimiento del 1,5% con respecto al año anterior, así como una cifra récord para el sector.

Estos datos sitúan a España en la sexta posición de la Unión Europea por volumen de exportaciones (la superan, por este orden, Alemania, Países Bajos, Francia, Italia y Reino Unido) y en la décima a nivel mundial, mientras que su tendencia de crecimiento de las exportaciones es la segunda más destacada de las principales economías europeas, sólo por detrás de Alemania. En palabras de Horacio González Alemán, Director General de FIAB, “en los últimos años se está consolidando la internacionalización del tejido empresarial de la industria de alimentación y bebidas con un crecimiento medio del 5% anual del número de empresas exportadoras. La exportación ha dejado de ser una asignatura pendiente para este sector, que ahora se concentra en su internacionalización”.

El crecimiento de las exportaciones se ha extendido a todo tipo de productos, destacando principalmente el vino, la carne de porcino y el aceite de oliva como los más característicos de la industria de alimentación y bebidas española destinados a los mercados internacionales. Según el informe, el subsector que más empresas exportadoras ha ganado en los últimos años es el de bebidas.

En términos de exportaciones, los principales socios comerciales corresponden a las grandes economías europeas, si bien en los últimos años han cobrado mayor importancia los mercados emergentes, fundamentalmente Asia. El 18% de las ventas de alimentos y bebidas se dirigen a Francia y cerca del 14% a Portugal, seguido por Italia (12,4%) y Alemania (7%). Fuera de Europa, destacan EE.UU, con un 4,4% de las exportaciones, seguido por China incluyendo Hong Kong (2,5%) y Japón (2%).

Radiografía del sector

Según los datos del informe, el sector de la alimentación y bebidas está formado por 28.762 empresas, lo que representa el 15,8% del total de empresas de la industria manufacturera.

En otro ámbito, también el sector de alimentación y bebidas ha encabezado la apuesta por la innovación, ya que el número de empresas que realizan I+D crecieron en 2012 (último año disponible) un 1,8% respecto a 2011, a diferencia de lo ocurrido en las empresas del total de la industria. Sin embargo, en el último año la inversión en innovación de las empresas alimentarias ha registrado una caída del 14,2%, un porcentaje más elevado que el de las empresas del total de la economía (9,1%) y de la industria (6,6%).

Evolución del empleo

En 2013, en concreto en la segunda mitad del año, la industria de alimentación y bebidas creó cerca de 15.000 empleos mientras que en la economía española se destruyeron alrededor de 25.000 empleos –de los cuales 23.000 fueron de la industria manufacturera–. Para la media anual, el sector de alimentación y bebidas no destruyó empleo (de hecho, aumentó en 49 trabajadores), al contrario de lo ocurrido en la economía y la industria, donde el empleo cayó en 531.000 empleos, de los cuales, el 21,5% fueron en la industria manufacturera.

Así, del contenido del informe económico se desprende que el sector emplea a una media de 439.760 trabajadores, lo que representa el 21,3% del conjunto de la industria manufacturera, ligeramente superior a la de 2012. Cabe destacar que la trayectoria del volumen de ocupados en el sector de la alimentación y bebidas ha sido más positiva que en la economía en general y que en la industria manufacturera en particular.

Mientras que en la industria manufacturera el empleo ha caído un 31% desde el inicio de la crisis, el sector de alimentación y bebidas ha mostrado una dinámica mucho más favorable en el mercado de trabajo, ya que la reducción del empleo ha sido del 10%”, comenta Maudos.

Tendencias de consumo

El consumo en alimentación y bebidas realizado por las familias españolas en 2013 alcanzó los 69.225 millones de euros, lo cual se tradujo en 30.717 millones de kilogramos/litros/unidades adquiridos, suponiendo un incremento de casi un punto porcentual con respecto a 2012. Cabe destacar, además, que los productos de alimentación y bebidas ya copan el 19% de la cesta de la compra en España, lo que supone un aumento del 2,4% respecto al año anterior y la tasa más alta de los últimos años.

En cuanto al gasto alimentario per cápita en el hogar en 2013, fue de 1.524 euros, un 3,8% superior al de 2012. El principal alimento consumido fue la carne (representa el 4,6% de la cesta de la compra) seguida por el pan y cereales (2,8%), productos lácteos, quesos y huevos (2,5%), pescado (2,4%), y la fruta, las legumbres, las hortalizas y las patatas (1,6%).

El impacto de la crisis continúa notándose en el consumo fuera del hogar, donde el gasto cayó un 3,1% en 2013, registrando el número de visitas a establecimientos una caída del 2,5%. Por otro lado, se observa una continuidad en la tendencia –iniciada desde el comienzo de la crisis– de orientar el consumo hacia productos más básicos y hacia los de marca de distribuidor (MDD). Éstos últimos alcanzaron el año pasado el 42,8% del valor total de las ventas del mercado español, 1,3 puntos porcentuales superior a la cuota que tenía un año antes. El peso actual se sitúa en España 7 puntos ppor encima de la media europea, superando al de países como Holanda (40,4%), Francia (36%), Alemania (34,3%), Italia (18,4%) y Grecia (14,6%).

Comparativa con Europa y financiación

En comparación con el comportamiento de la industria de alimentación y bebidas europea, los datos reflejan que la industria española ha tenido un peor comportamiento, acorde con la evolución económica del país, si bien en las cifras de exportación la industria alimentaria española ha crecido más que sus principales competidores a excepción de Alemania. En lo que se refiere al comportamiento del empleo en la Unión Europea y la Eurozona, la tasa de empleo ha dibujado una tendencia similar, si bien el índice de empleo en nuestro país ha mantenido un crecimiento todos los trimestres, con una tasa levemente superior a la registrada en el resto de países europeos.

Por otro lado, según explica Roberto García Torrente, Director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar Caja Rural, a finales de 2013 el crédito de la banca española destinado a la financiación de la industria de la alimentación, bebidas y tabaco, alcanzó los 20.561 millones de euros suponiendo así el 17,8% del crédito total de la industria.

Valoración y retos del sector

A juicio del Director General de FIAB, Horacio González Alemán, “los datos refrendan el potencial de nuestra industria como primer sector industrial del país, lo cual nos permite desempeñar un papel clave en el proceso de recuperación económica y erigirnos como el principal motor económico de España. Para lograr este objetivo nació hace unos meses el Marco Estratégico para la industria de alimentación y bebidas, que apuesta por un crecimiento sostenible en los próximos seis años así como por la revitalización del sector y, por ende, de la economía española”.

En este sentido, según añade González Alemán, “el año 2013 ha sido un año complicado, con muchas dificultades para mantener el equilibrio, pero hemos logrado reforzar nuestra posición de liderazgo a través del empleo y de la importante apertura hacia los mercados exteriores y continuaremos avanzando para recuperar la senda de crecimiento  frenada por la crisis económica”.

Puedes descargar la presentación aquí, al igual que la nota de prensa.

Además, aquí tienes el Informe Económico a tu disposición:



(*) Estimaciones realizadas a partir de los últimos datos publicados por el INE.

El sector de la alimentación y bebidas, comprometido con la promoción de hábitos de vida saludables en la infancia

28 mayo, 2014
  • La lucha contra la obesidad infantil ha de basarse en un cambio de los hábitos de vida, con la práctica de actividad física diaria y una alimentación equilibrada.
  • Existe un amplio consenso científico a nivel internacional en torno al hecho de que no existen alimentos buenos o malos, una consigna que no debemos olvidar. La responsabilidad de los padres y la educación en alimentación, resultan claves para la prevención.
  • Promover acciones de educación en fomento de estilos de vida debe ser un compromiso por parte de todos.

España se encuentra en la actualidad entre los países de Europa con una mayor tasa de obesidad infantil. Según el informe ALADINO, más del 44% de los niños y niñas de 6 a 9 años padece exceso de peso, un dato que se concreta en una prevalencia de la obesidad del 18%. Aprovechando la celebración del Día Nacional de la Nutrición, que bajo el lemaComer sano es divertido, la obesidad infantil no quiere incidir en los peligros de la obesidad infantil, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), como representante de un sector responsable de alimentar a 47 millones de españoles, quiere insistir en su preocupación por promover unos hábitos de vida saludables, basados en una alimentación equilibrada y la práctica de actividad física diaria, así como una educación desde la infancia para intentar frenar este problema.

En palabras de Carolina Muro, directora de la Unidad de Nutrición de FIAB, “existe un amplio consenso científico a nivel internacional en torno al hecho de que no existen alimentos buenos o malos, sino hábitos o estilos de vida saludables. En este sentido, añade que “la solución debe partir de una mayor educación sobre alimentación y hábitos de vida saludables desde la infancia. La concienciación y responsabilidad de padres e hijos en este ámbito es absolutamente necesaria para que el menú semanal de los menores sea equilibrado, variado y rico en los nutrientes necesarios y que sus hábitos de vida sean saludables”.

No obstante, la educación no sólo debe centrarse en inculcar pautas de alimentación, sino que, además, FIAB también quiere hacer una llamada de atención especial al preocupante aumento de sedentarismo en nuestro país, especialmente entre la población infantil, que se erige como uno de los principales factores de riesgo para la aparición de la obesidad. Según el mencionado estudio ALADINO, el 68% de los encuestados dedican hasta una hora al día entre semana a ver la televisión; mientras que uno de cada cuatro escolares dedica más de tres horas al día los fines de semana a esta actividad. En este sentido, la patronal insiste en la necesidad de impulsar la colaboración entre los agentes sociales y la Administración con el fin de poner en marcha medidas que fomenten la práctica regular de ejercicio físico, al que debe dedicarse al menos una hora diaria, según indica la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), evitando actividades sedentarias. Para ello, tanto desde la escuela, el instituto o desde otras actividades extraescolares se debe propiciar el ejercicio físico en la población infanto-juvenil para que se frene esta tendencia en auge.

En opinión de Carolina Muro, “los menores merecen una atención especial por ser uno de los colectivos más desprotegidos y donde se adquieren hábitos de vida saludables. Por ello, la política de la industria de alimentación y bebidas ha sido y sigue siendo de plena colaboración con las Administraciones Públicas y otros agentes sociales en este campo”. Además, quiso añadir que “para afrontar la obesidad debemos encontrarnos en un proceso continuo de mejora, en el que toda la sociedad está implicada, y donde no hay soluciones mágicas, sino trabajo constante y políticas activas”.

Compromiso de la industria

Desde hace años FIAB ha estado comprometida con la lucha contra la obesidad infantil involucrándose activamente en iniciativas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física, Prevención de la Obesidad y Salud),  cuyo fin es sensibilizar a la población del problema que la obesidad representa para la salud e impulsar todas las iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y jóvenes, adopten hábitos de vida saludables.

Asimismo, también se han hecho progresos en la autorregulación de la publicidad adaptada al público infantil a través de la creación del Código PAOS, que desde su puesta en marcha en 2006 ha demostrado su utilidad y la responsabilidad de la industria, que se autorregula. Este código establece un conjunto de reglas para guiar a las compañías adheridas, – el 97% de empresas que invierten en publicidad dirigida a menores de 12 años- a desarrollar sus mensajes publicitarios dirigidos a menores para que promuevan estilos de vida saludables, en los que la alimentación, el ejercicio físico y un entorno saludable juegan un papel esencial para prevenir la obesidad infantil.

Desde su implantación, que desde 2013 también se ha extendido a internet y se ha ampliado a los sectores de la distribución y restauración, se ha mejorado notablemente la calidad de la publicidad de los alimentos destinada al público infantil y se han reducido las reclamaciones por infracciones en dicha publicidad (entre enero y noviembre de 2013 se presentaron sólo 2 reclamaciones).

La apuesta por la innovación

El sector alimentario español y la comunidad científica en ámbitos relacionados con ciencias de la vida se encuentran entre los más capacitados del mundo para aportar soluciones a los retos de la alimentación. En este sentido, gracias a la I+D+i impulsada por la industria de alimentación y bebidas, se está trabajando en la reformulación de sus productos. Ejemplo de ello es que actualmente más del 75% de la categoría de patatas fritas y snacks se elaboran ya con aceites con alto contenido en ácidos grasos insaturados como el de oliva, girasol alto oleico o maíz. Además, un 25 % de los yogures del mercado, en los últimos 7 años, han reducido un 40 % el contenido de grasa; mientras que el 55% del volumen total del mercado de los platos con base de carne han reducido la cantidad de grasas trans en un 75%. Además, la categoría de bebidas refrescantes light o sin calorías alcanzan el 30% de la producción total del sector; y en los últimos 30 años el aporte de calorías por litro de bebida se ha reducido de media más de un 30%. También el 56,20% del volumen total del mercado de salsas ha reducido un 30,17% la cantidad de sodio.

Puedes descargarte la nota de prensa enviada a los periodistas aquí.

El Consejo de Dirección de FIAB se reúne en Jerez

27 mayo, 2014
jerez

Manu López Iglesias

El Consejo de Dirección de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) se ha trasladado a Jerez de forma extraordinaria para celebrar allí una de sus reuniones invitado por la Federación de Bodegas del Marco de Jerez (FEDEJEREZ) una de sus Asociaciones Miembro, representante de empresas de Vino, Brandy, Vinagre y Viñas de Jerez, y miembro de esta Federación desde su constitución.

En el marco de este encuentro, el Consejo se ha reunido con la alcaldesa de la ciudad, María José García-Pelayo, con quien han compartido la relevancia del sector de vinos y bebidas espirituosas de España para la industria de alimentos y bebidas del país. También han estado presentes el delegado de Impulso Económico, Francisco Cáliz, y el gerente del Parque Científico y Tecnológico Agroindustrial de Jerez (PCTA), Juan Carlos Racero.

Esta reunión coincide, además, con la reciente designación de Jerez como Ciudad Europea del Vino, un reconocimiento que le aporta una aun mayor proyección internacional.

Para la patronal de la alimentación y bebidas, FEDEJEREZ representa el impulso a la internacionalización e innovación, dos pilares básicos para garantizar el crecimiento del sector presentes en el Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas, presentado recientemente en colaboración con el Gobierno de España.

En palabras del Director General de FIAB, Horacio González Alemán, “FEDEJEREZ representa todo un símbolo para la Marca España por su solera y buen hacer, con las que se ha ganado la calidad reconocida de sus vinos y brandys, su extendida experiencia, así como, su expansión internacional a más de 90 países del mundo”.

La industria de alimentación y bebidas es el primer sector industrial de la economía española, con una facturación anual superior a los 90.000 millones de euros. Es un sector estratégico, suministrador de alimentos seguros y de alta calidad a la población, siendo además eficiente en costes. Por otro lado, cuenta con un alto nivel de inversión en I+D+i. La industria de alimentación y bebidas quiere ser la locomotora de la economía, el empleo y la imagen de España, siendo competitiva en cualquier mercado global, atrayendo el mejor talento, basada en su seguridad, calidad y desarrollo científico y tecnológico.

Puedes descargarte la nota de prensa enviada a medios aquí.

FIAB incorpora a Iberdrola como colaborador estratégico del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas

26 mayo, 2014
De izqda. a dcha.: Director Comercial de Iberdrola, Aitor Moso, y  Presidente de FIAB, Pedro Astals.

De izqda. a dcha.: Director Comercial de Iberdrola, Aitor Moso, y Presidente de FIAB, Pedro Astals.

  • Mediante este acuerdo, Iberdrola se compromete a apoyar al sector alimentario español a través del impulso al talento y la formación de sus profesionales, como parte de las iniciativas previstas dentro del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas
  • Asimismo, y gracias a la firma del convenio, todos los asociados de FIAB tendrán la posibilidad de recibir un asesoramiento personalizado en materia de eficiencia energética por parte de Iberdrola
  • Al acto de la firma, celebrado esta mañana en las oficinas de Iberdrola, han acudido el presidente de FIAB, Pedro Astals, y el director comercial de la compañía eléctrica, Aitor Moso

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha incorporado a Iberdrola como colaborador estratégico del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas a través de la firma de un convenio mediante el que la compañía eléctrica se compromete a apoyar al sector alimentario español.

La firma de dicho convenio, que se ha celebrado esta mañana en las oficinas de Iberdrola en Madrid, ha corrido a cargo del presidente de la Federación, Pedro Astals, y el director comercial de Iberdrola, Aitor Moso.

Mediante este acuerdo, Iberdrola y FIAB van a cooperar en el desarrollo del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas, diseñado por la Federación, en colaboración con el Gobierno de España y con el impulso del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, para los próximos seis años, cuyo objetivo es convertir a la industria de alimentación y bebidas español en locomotora de la economía, el empleo y la imagen de España, siendo competitiva en cualquier mercado global, atrayendo el mejor talento basado en su seguridad, calidad y desarrollo científico y tecnológico.

En concreto, Iberdrola se ocupará de impulsar, en colaboración con FIAB, una de las seis palancas dinamizadoras identificadas dentro del Marco Estratégico para la consecución de sus retos (Eficiencia, Creación de Valor, Internacionalización y Dimensión para ganar tamaño), potenciando el talento y la formación de los profesionales de la industria alimentaria, ámbito en el que la compañía eléctrica destaca dado su compromiso con el continuo aprendizaje de su plantilla.

La formación y la atracción del talento son una inversión de futuro y resultan cruciales para la supervivencia del sector a largo plazo. Por tanto, no solo se debe potenciar la competitividad, sino que se ha de poner particular énfasis en la formación, en el desarrollo del talento y en la adaptación continua de los recursos humanos a las necesidades de mercado a todos los niveles.

En este sentido, Iberdrola se compromete a aportar su conocimiento y experiencia, aparte de identificar sinergias entre iniciativas propias de la   empresa y el citado Marco Estratégico.

Cabe destacar, asimismo, que gracias a la firma de este convenio todos los asociados de FIAB tendrán la posibilidad de recibir un asesoramiento personalizado en materia de eficiencia energética por parte de Iberdrola.

De este modo, podrán beneficiarse de la implantación de medidas como la iluminación eficiente, la optimización del consumo horario de energía, la reducción de energía reactiva o el denominado freecoling, consistente en la instalación de equipos de ventilación inteligente que permiten introducir aire frío del exterior, previamente tratado, dentro de los centros de datos, entre otras.

FIAB, por su parte, trasladará a la compañía eléctrica las necesidades y potencialidades de la industria de alimentación y bebidas española, comprometiéndose, además, a desarrollar propuestas de valor conjuntas que beneficien a todo su sector.

Puedes descargarte la nota de prensa, aquí.

¿Sabías que…

22 mayo, 2014