Archivado en 27 septiembre 2012

El sector de la alimentación, el mejor valorado por los españoles

27 septiembre, 2012

Reputation Institute acaba de publicar su estudio anual RepTrak Pulse 2012, donde ha analizado, mediante entrevistas a consumidores, cómo perciben la reputación de 120 empresas y 21 sectores que operan en España. En este informe queda patente que es el sector de alimentación el “más apreciado” por los españoles (75.87 puntos), seguido de la informática y los electrodomésticos-electrónica.

Los españoles confían en la industria de alimentación y bebidas, y prueba de ello es que ocho empresas del sector se encuentran entre los 25 primeros, encontrándose Danone y Nestlé entre los cinco mejor valorados a nivel nacional (3er y 4º puesto, respectivamente).

El modelo de RepTrak gira en torno a siete apartados o dimensiones, en los que el sector de alimentación ocupa un lugar relevante:

Entre otras conclusiones, el informe cita la necesidad de que las empresas establezcan una hoja de ruta que integre la reputación en su estrategia corporativa para satisfacer las expectativas de unos consumidores “cada vez más informados y conscientes” de lo que son y hacen las empresas que los rodean.

Sobre Reputation Institute

Reputation Institute es la empresa de consultoría líder mundial en gestión de la reputación, permitiendo a los líderes empresariales tomar decisiones de negocio seguras que construyan y protejan la reputación de sus firmas y lograr ventajas competitivas.

Fundada en 1997, operan en 30 países ofreciendo servicios de consultoría de reputación para la toma correcta de decisiones y permitiendo a sus clientes alcanzar sus objetivos corporativos.

De este modo, se aprovecha la reputación corporativa como ventaja competitiva y se minimizan los riesgos reputacionales. Igualmente, se busca influir de un determinado modo en función de los resultados deseados y crear una gestión de la reputación y de sistemas de medición de la misma.

Los 20 inventos más importantes en la historia de la alimentación y bebidas

26 septiembre, 2012

El microondas, el barril, el corcho de las botellas, los cubiertos, las ollas, la rotación de cultivos o las redes de pesca son sólo algunas de las herramientas vinculadas a la alimentación y bebidas que actualmente consideramos imprescindibles y que facilitan la vida de sociedad e industria.

La academia internacional de científicos Royal Society ha reunido los que considera los 20 inventos más relevantes en la historia de la alimentación y bebidas. Aquí puedes ver el listado.

¿Opinas lo mismo? ¿Hay algún otro invento sin el que no podrías vivir?

Evidencias de la inefectividad de los impuestos a los alimentos

25 septiembre, 2012

La ciencia ratifica que el problema de la obesidad no está en los alimentos “per se”, sino en las dietas como conjunto y cantidades de alimentos que se consumen habitualmente, con un sopesado equilibrio entre la ingesta y el gasto energético.

Cuando un gobierno decide gravar ciertos alimentos lo hace, en teoría, con el fin de disminuir el consumo de los mismos y atacar de manera directa la obesidad, cuando en realidad múltiples estudios coinciden en que subir los impuestos sobre ellos no tiene como consecuencia necesaria esta reducción. Es el caso del informe “From Coke to Coors: A Field Study of a Sugar-Sweetened Beverage Tax and its Unintended Consequences”, de la Universidad de Cornell (Nueva York). En el estudio, tras incrementar el precio de ciertos alimentos, en un primer momento se observó cierta disminución en su consumo. Sin embargo, tras varios meses de análisis, se concluye que no hay suficientes evidencias como para afirmar que la aplicación de las tasas afectan de manera negativa al consumo de los productos gravados.

Igualmente, son muchos los estudios que van en esta línea, como es el caso de:

  • Suggs L. Suzanne & McIntyre, Chris, 2011. “European Union Public Opinion on Policy Messures to Address Childhood Overweight and Obesity”, Journal of Public Health Policy 32, 2011.
  • Sassi, Franco, 2010. “Obesity and the Economics of Prevention. Fit not Fat”. OECD Publications, Paris 2010.
  • Amarashinge, Anura & D’Souza, Gerard, 2010. “Obesity Prevention: A Review of the Interaction and Interventions, and Some Policy Implications”. West Virginia University, Regional Research Institute, Research Paper 2010-2, 2010.
  • Crowle, Jacqueline & Turner, Erin, 2010. “Childhood Obesity: An Economic Perspective”. Australian Government, Productivity Commission Working Paper, Melbourne 2010.
  • Allais, Olivier & Bertail, P. & Nichele, Veronique, 2008. “The effects of a “Fat-Tax” on the Nutrient Intake of Franch Households”, European Association of Agricultural Economists, International Congress Ghent, 2008.
  • Hespel, Véronique & Berthod-Wurmser, Marianne, 2008. “Raport sur la pertinence et la faisabilité d´une taxation nutritionelle (Report on the pertinence and feasibility of a nutritional tax)”. République Française, Inspection générale des Finances, Inspection générale des Affaires Sociales, Paris 2008.

Recurramos ahora a la práctica de estas medidas impositivas; y es que algunos Estados han decidido introducir impuestos adicionales sobre alimentos y bebidas bajo pretextos de salud pública. Aun así, no hay evidencia científica alguna de que los impuestos, y en especial los discriminatorios, sean la solución para resolver problemas complejos como los relacionados con las dietas y con estilos de vida. De hecho, parece que alguno de ellos, como el caso de Dinamarca, podría retirar estas políticas tras haber constatado su poca eficacia.

El informe OCDE (2010) Obesity and The Economics of Prevention -FIT NOT FAT IF. Sassi-, analiza la introducción de un impuesto discriminatorio sobre ciertos productos, para llegar a la conclusión de que dicha medida crearía en términos generales un impacto negativo sobre la economía al generar desventajas competitivas, competencia artificial entre categorías de productos, desincentivos a la inversión y altos costes de implantación, gestión y control.

En términos de salud pública, la Organización Mundial de la Salud (WHO Regional Office for Europe, Health Evidence Network, 2006), concluye que “no hay evidencia científica directa de relación causal entre instrumentos económicos y consumo alimentario”. Más aún, datos de la OCDE (OCDE Health Data 2005, How Does Denmark Compare) demuestran que las tasas de obesidad se han incrementado en las últimas décadas a pesar de haber introducido un impuesto discriminatorio, demostrando que el gravamen no ha tenido impacto sobre la reducción de la obesidad ni de otras enfermedades relacionadas con el estilo de vida.

La prohibición no es, por lo tanto, la estrategia para cambiar los hábitos de una sociedad moderna, avanzada y democrática como la nuestra. Más aún, la educación en especial, junto con la colaboración público-privada y la implicación de toda la sociedad, son las mejores armas con las que luchar por la mejora de la salud y la calidad de vida de los ciudadanos y especialmente en el difícil contexto por el que atraviesa nuestro país.

Cómo alimentar la recuperación económica

18 septiembre, 2012

La industria europea de alimentación y bebidas es un pilar básico de la economía y un socio fundamental para el fomento del crecimiento económico. Los más de 956.000 millones de euros que factura al año confirman esta circunstancia y el potencial que puede aportar el sector a la recuperación general de Europa.

Consciente de ello, FoodDrinkEurope ha decidido centrar su Congreso anual en las aportaciones que esta industria puede realizar a la superación del complicado contexto económico en el que desarrolla su actividad la industria de alimentación y bebidas.

El Congreso 2012 de FoodDrinkEurope “Feeding the Recoverydebatirá los días 17 y 18 de octubre en Bruselas cómo desarrollar una recuperación económica sostenible, la mejora de la vida del consumidor y cómo crear un crecimiento inteligente de la mano de las administraciones, los demás eslabones de la cadena alimentaria y la sociedad en general.

Cada jornada contará con ponentes de alto nivel como comisarios europeos y sus homólogos internacionales, directores ejecutivos de la industria o representantes de ONGs. Además, los moderadores serán reputados periodistas y se realizarán debates en los que el público podrá participar.

FoodDrinkEurope invita a unirse a todo el que quiera acudir a un congreso donde se busca mirar al futuro de la industria de alimentación y bebidas, de Europa y de su sociedad.

Aquí puedes descargarte el programa del Congreso o la hoja de inscripción, contactar con la organización u obtener más información general.

La industria europea de alimentación y bebidas

El sector cuenta en Europa con 274.000 empresas que emplean de forma directa a 4,1 millones de personas, con un volumen de negocio de 956.200 millones de euros y una balanza comercial positiva de 9.800 millones de euros. Un sector que en Europa abastece a más de 500 millones de consumidores.

Sobre FoodDrinkEurope

FoodDrinkEurope representa desde hace 30 años la industria de alimentación y bebidas europea. Su principal misión es facilitar el desarrollo de un entorno en el que cada empresa del sector, independientemente de su tamaño, pueda satisfacer las necesidades de los consumidores y la sociedad, compitiendo con eficacia a través de un crecimiento sostenible.

Las acciones y posicionamientos de FoodDrinkEurope están basados en sólidas investigaciones científicas, la gestión profesional de los datos y una comunicación efectiva, trabajando siempre dentro del marco regulador promoviendo los intereses de sus miembros en áreas tales como la seguridad alimentaria y la ciencia, la nutrición y la salud, la confianza y elección del consumidor, la competitividad y la sostenibilidad del medio ambiente.