Archivado en 8 agosto 2012

FIAB y la Caixa unen fuerzas para impulsar la competitividad en el sector alimentario

8 agosto, 2012
  • Horacio González Alemán y Sergio Sala Puig tras la firma del convenio

    Ambas organizaciones centrarán sus esfuerzos en fortalecer los principales vectores de competitividad de la industria española de alimentación y bebidas: innovación, internacionalización y dimensión.

  • El acuerdo busca también facilitar la financiación del primer sector industrial de la economía española para ganar competitividad mediante una línea de crédito especial dotada de 300 millones de euros.

FIAB, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas, y “la Caixa” han renovado acuerdo de colaboración para realizar de forma conjunta acciones dirigidas a impulsar la internacionalización de la industria española de alimentación y bebidas y facilitar el acceso a financiación de las empresas agroalimentarias. Por ello, la entidad bancaria ofrecerá instrumentos financieros y nuevas alternativas de financiación a la actividad empresarial de esta industria.

Tras los logros alcanzados el año pasado, este nuevo convenio entre FIAB y “la Caixa” se centrará en fortalecer los principales vectores de competitividad del primer motor económico de España, la industria alimentaria. En este marco, se desarrollarán acciones conjuntas centradas en la innovación, como uno de los principales ejes para conseguir ventajas competitivas duraderas, la internacionalización, como fuerza impulsora de productos y empresas fuera del país y apoyo al mercado interior, y la dimensión para ganar peso, valor e importancia competitiva.

La entidad presidida por Isidro Fainé y dirigida por Juan María Nin, que actualmente es la entidad financiera líder en el sector agrario en España, facilitará a las empresas del sector una línea de crédito especial dotada de 300 millones de euros. De esta cantidad, 150 millones proceden de los fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para proyectos en las regiones de convergencia, y los otros 150 millones de euros los aporta “la Caixa” destinándolos a la financiación de empresas agroalimentarias de toda España.

Por otro lado, “la Caixa” apoyará la labor de investigación y promoción económica de FIAB participando en la elaboración, junto al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de la edición 2012 del “Informe Económico” de la industria alimentaria, así como de los Barómetros del Sector de Alimentación y Bebidas que publica periódicamente la Federación.

Horacio González Alemán, director general de FIAB, Josep Fernández Bertrán, director del Sector Agrario de “la Caixa”, y Sergio Sala Puig, director del Área de Financiación Especializada de “la Caixa”, han coincidido en destacar la relevancia de la renovación de un convenio de colaboración que “busca impulsar la competitividad de la primera industria nacional para ganar competitividad tanto dentro como fuera de España, lo que sin duda repercutirá positivamente en la salud de la economía española en su conjunto”.

Segunda oleada del barómetro del Sector de la Alimentación y Bebidas 2012

1 agosto, 2012
El sector de la alimentación mantiene sus niveles de actividad y empleo gracias a las exportaciones
  • Se prevé una ralentización del nivel de actividad del sector con una evolución interanual del IPI en el tercer trimestre del -1,2% en alimentación y del -5,2% en el caso de bebidas
  • Las exportaciones siguen creciendo a buen ritmo y podrían cerrar 2012 en los 21.502 millones de euros, suponiendo el 9,2% del total de las exportaciones españolas

La industria de la Alimentación y Bebidas prevé incrementar su tasa de ocupación en un 2,2% en el tercer trimestre de 2012 en comparación con el trimestre anterior, permitiendo superar el comportamiento negativo producido durante el primer semestre del año. Esta previsión se desprende de la segunda oleada del Barómetro del sector de la Alimentación y Bebidas, elaborado por FIAB con el patrocinio de La Caixa.


Según las predicciones realizadas por los economistas de FIAB, en términos interanuales, bajo el escenario más probable, la tasa de crecimiento en el tercer trimestre de 2012 será del +1,26% respecto al dato de ese mismo trimestre en 2011. Bajo el escenario pesimista se observaría un descenso del -3,60% y bajo el escenario optimista se experimentaría una expansión de 1,75%.

Aun así, las perspectivas de contracción de la economía sugieren un deterioro adicional del mercado de trabajo durante el último trimestre del año, lo que puede traducirse en un leve descenso del empleo en el sector (-0,54%), pero muy inferior al descenso interanual del -4,6% pronosticado para la ocupación en la economía española. Por lo tanto, la industria de la alimentación y bebidas consolida su papel como sector impulsor de empleo, al presentar una menor variabilidad y comportarse relativamente mejor en términos de creación o mantenimiento de puestos de trabajo, a pesar de las difíciles circunstancias.

Según Horacio González Alemán, director general de FIAB, “el reciente anuncio del gobierno de subir el IVA tendrá un efecto negativo sobre el consumo y por lo tanto sobre el desempeño del sector, que ya se había resentido en el segundo trimestre del año. Por lo tanto, en estos momentos la única tabla de salvación que nos queda son las exportaciones, que cada vez tienen una mayor importancia para salvaguardar los resultados y el empleo en el sector”. “España debe hacer un esfuerzo para incrementar el gasto alimentario de los más de 50 millones de turistas que nos visitan en un intento de compensar, junto con las exportaciones, la debilidad de la demanda interna, agregó”.

Exportaciones

El negocio en el exterior destaca por sus resultados positivos mes tras mes, una evolución que de continuar así permitirá cerrar 2012 con una cifra de negocio de 21.503 millones de euros, lo que supondría el 9,2% del total de las exportaciones de la industria española.

“En los cinco primeros meses de 2012 nos hemos convertido en uno de los sectores exportadores con mejor evolución de la economía española gracias a que nuestras exportaciones siguen creciendo a buen ritmo, registrándose un incremento interanual del 10,8% frente a un 3,05% del conjunto de las exportaciones españolas”, apuntó González Alemán.

Entre los subsectores más destacados encontramos al cárnico y a las bebidas alcohólicas, que siguen a la cabeza con importantes tasas de crecimiento, y un volumen de negocio-entre enero y mayo de 2012- de 1.562 y 1.309 millones de euros respectivamente.

Fuente: Estacom

En cuanto a los países de destino de nuestras exportaciones, es significativo que las exportaciones a la Unión Europea hayan aumentado un 5% en los primeros meses del año, a pesar del estancamiento del consumo en toda la eurozona, lo que significa que somos un país competitivo capaz de restar cuota de mercado a otros. Al mismo tiempo el sector sigue diversificando sus destinos y reduciendo la dependencia de nuestro mercado natural en un 3% interanual.

EE.UU, segundo destino de las exportaciones de alimentos y bebidas españolas tras la UE, se mantiene estable y se acerca ya a un volumen de facturación de 1.000 millones de euros anuales.

Entre los BRIC, que cada vez tienen un mayor peso, Rusia ha experimentado el mayor incremento (34%), lo que se traduce en un aumento de 58 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior. Por su lado China-Hong Kong sigue creciendo a un ritmo del 20,30% e India a un ritmo del 37%. El único país con un comportamiento negativo ha sido Brasil, que ha visto reducida sus exportaciones en un -14%, pero que mantendría una cifra de facturación entorno a los 100 millones de euros.

Índice de Producción Industrial (IPI)

Las estimaciones de comportamiento del sector indican una mejora transitoria en los meses de junio y julio que podrían estar asociados al incremento del consumo de alimentos y bebidas que se ha producido durante la Eurocopa.

Prevemos caídas más intensas en la actividad del sector para la segunda mitad del año, lo que estaría en línea tanto con el escenario de agravamiento de la recesión en curso a partir del tercer trimestre que empieza a imponerse como consenso en los economistas así como como el empeoramiento del Indicador del Clima de Confianza Industrial”, destaca González Alemán.

De esta manera, atendiendo a las previsiones más probables el IPI de fabricación de alimentos registraría un descenso interanual del -1,2% entre septiembre de 2011 y septiembre 2012. En el escenario más pesimista la contracción interanual sería del 8,5%, mientras que en el más optimista se observaría un incremento del 4,3%

En cuanto al comportamiento del IPI de la fabricación de bebidas, bajo el escenario más probable, en septiembre de 2012 se experimentaría un retroceso del -5,2% respecto al año anterior, mientras que en el escenario pesimista esta contracción interanual alcanzaría el -13% y en el más optimista registraría un descenso del -1%.